y si un día alguien destruye mis imágenes, borra mi voz, quema mis escritos, derriba mis estatuas o prohíbe que me nombre; surgirá una leyenda más grande que mi propia vida. Porque he nacido y alguien preguntara por mí aunque no me haya conocido…

Profesor Jean Siyr Ph.D

VISITE LA OFICINA DEL CRONISTA MUNICIPAL EN LA PB DEL CONCEJO MUNICIPAL DE INDEPENDENCIA, URB LAS FLORES DE STA TERESA DEL TUY ENTRE CC LAS FLORES Y UNEFA

LEA TODOS LOS VIERNES EN LA PAGINA 15 DEL DIARIO NOTICIAS DEL TUY "EL CRONISTA EN LA COMUNIDAD"

SINTONICE TODOS LOS MIERCOLES A LA 1:00 DE LA TARDE POR INDEPENDENCIA 103.1 FM EL PROGRAMA "EL CRONISTA EN LA COMUNIDAD "

INVITADOS(AS)

3era.ENTREVISTA  DRA MIRLA SOTO CONTRALORA MUNICIPAL

Segundo Velazquez Director de Radio Independecia 103.1 Fm

Lic Ma.Alvarez Directora Alcaldia

"SAN NICOLAS" Freddy Mendoza

LIC AURORA MARTINEZ

NORRIS HERNANDEZ CONCEJO MUNICIPAL INDEPENDENCIA

     PROF ANDRES CORTEZ ACADEMICO DE LA HISTORIA

2da. Entrevista PADRE GEORGRECORY OVIEDO Y CATEQUISTAS

2da. Entrevista Contralora Municipal Mirla Soto

ALEXANDER HIDALGO ATENCION AL CIUDADANO

EL CULTOR ALEXIS VILLAMIZAR

JOVENES ASPIRANTE A REINAS DE BELLEZA TUYERA

LAURA LARA DE RODRIGUEZ Primera Dama de Independencia

Tecnico de la emisora 103.1 fm Cristian Grimaldi y Albany

Jhonny Morales Vicepdte CLPP

MODELOS TUYERAS

Reina d la Cultura Cartanal 2015

Profesoras UP Francisco Tamayo

Lic Rondón Direc Protección Civil

Bloque Unido Taxistas Independe

Lc Jazmin Suarez Noticias delTuy

Lic Carmona EB Roman Valecillos

ESTUDIANTES UEP EDUCATUY

Lic Juarez UE 15 de Octubre

DR Mendez Auditor Concejo Mpal

Padre Georgregory

ISSA Maryori Figueroa

Camara de Comercio

GUILLERMO SUAREZ PDTE CAMARA DE COMERCIO

TAXISTAS DEL MUNICIPIO

Deportistas   Castro y  Fernandez

Concejal Pdte Diogenes Rondón

JOSE MARQUEZ LIDER VECINAL

Lic Fuenmayor Camara Comercio

El Cronista y Domingo Hernandez

Mis travesuras y el Cronista

Escribir comentario

Comentarios: 16
  • #1

    Prisma Cultural Iberoamericano (jueves, 15 mayo 2014 10:34)

    Saludos cronista y Felicitaciones por esta nueva pagina

  • #2

    Ana Belix (viernes, 16 mayo 2014 13:46)

    Feliz día, colega... Gracias por ese escrito de vedad es muy emotivo y dice una gran verdad, le voy hacer llegar mi proyecto de cronista comunitario denominado CROCO para compartirlo con usted ,el cual esta sujeto a sugerencias y recomendaciones y es el deber ser del cronista en la época actual. feliz día Dios lo Bendiga. Saludos. Este es mi numero telefonico: 04149554959.

  • #3

    Cronista Oficial Municipal Jesús Silva Yrazábal (miércoles, 21 mayo 2014 11:03)

    PATRICIA GONZALEZ "Saludos querido Prof. Silva es un orgullo y privilegio contar con un Valuarte como usted, excelente Cronista, Ser Humano, Compañero de Trabajo, Dios me lo siga colmando de Bendiciones, se le quiere un montòn y mil gracias por todo lo bueno... Un abrazo

  • #4

    JESÚS PARADA (domingo, 01 junio 2014 19:35)

    Con las buenas horas. Felicidades al creador y a los visitantes de dicha pagina de información de los pueblos de los Valles del Tuy. Espero que se siga contando con dicho recurso para las futuras generaciones tuyeras ya que se seguirá haciendo memoria histórica local. Felicidades...

  • #5

    JULIO MENDEZ (jueves, 21 mayo 2015 17:50)

    Redactado por Lcdo. Julio Méndez, el 20. may, 2015
    ESTE MEDIO CONSTITUYE UN MARAVILLOSO VEHÍCULO PARA INTERCAMBIAR VIVENCIAS Y CONOCIMIENTO.
    E-mail:
    juceme2011@gmail.com

  • #6

    Daniel Achique (jueves, 21 mayo 2015 17:56)

    Daniel Achique | Respuesta 09.03.2015 14.36

    Buenas Tardes, lo felicito y me gustaría que abarcara también información sobre San Fernando Rey y el Liceo Las Mercedes de Río Chico.

  • #7

    BELINDA LOPEZ (jueves, 28 mayo 2015 18:01)

    Por favor, quisiera que me explicaran como se calcula el impuesto de inmueble apartamento ubicado en municipio Independencia de valor 360.000 Bolivares?gracias

  • #8

    LORENA (jueves, 28 mayo 2015 18:02)

    quisiera saber las costumbres y tradiciones santa lucia?

  • #9

    ELIZABETH FALCON (jueves, 28 mayo 2015 18:03)

    elisabeth falcon | Respuesta 22.05.2015 20.57

    me gustaria saber mas sobre la historia de la mata prinera.

  • #10

    camilo (viernes, 10 julio 2015 12:37)

    hola buenas podrian hacerme el favor de darme el numero de la parroquia esque necesito comunicarme se los agradeceria

  • #11

    Nicolas Gonzalez Jukisz (martes, 11 agosto 2015 13:03)

    Nicolas González Jukisz ha dejado un nuevo comentario en su entrada "Tucuy A.C.":

    Estimado Sr. Silva. Me complace ver su revisión histórica sobre el municipio independencia y en especial sobre Santa Teresa del Tuy. Me gustaría conocer un poco más de la historia contemporanea de Santa teresa.

  • #12

    dziewczyny nago (jueves, 24 noviembre 2016 22:25)

    Pieńczykowo

  • #13

    miłość wróżby (viernes, 25 noviembre 2016 03:31)

    wyłaz

  • #14

    telefon rozkoszy (martes, 29 noviembre 2016)

    niezmiecioną

  • #15

    love spells (miércoles, 30 noviembre 2016 08:46)

    niepoznania

  • #16

    jesus rojas (lunes, 20 marzo 2017 14:34)

    buenas señor cronista soy unos de los integrantes de los niños de 6 grado A del colegio madre maria,hace unos semanas atras usted nos dio una charla,y necesito que usted me ayude con lo de el libro que estamos realizando sobre santa teresa del tuy necesito que me ayude con esta pregunta:cuales son los primeros habitantes de santa teresa del tuy,bueno seño cronista espero que lea mi mensaje y me pueda ayudar.GRACIAS

Escribir comentario

Comentarios: 7
  • #1

    Prisma Cultural Iberoamericano (jueves, 15 mayo 2014 10:34)

    Saludos cronista y Felicitaciones por esta nueva pagina

  • #2

    Ana Belix (viernes, 16 mayo 2014 13:46)

    Feliz día, colega... Gracias por ese escrito de vedad es muy emotivo y dice una gran verdad, le voy hacer llegar mi proyecto de cronista comunitario denominado CROCO para compartirlo con usted ,el cual esta sujeto a sugerencias y recomendaciones y es el deber ser del cronista en la época actual. feliz día Dios lo Bendiga. Saludos. Este es mi numero telefonico: 04149554959.

  • #3

    Cronista Oficial Municipal Jesús Silva Yrazábal (miércoles, 21 mayo 2014 11:03)

    PATRICIA GONZALEZ "Saludos querido Prof. Silva es un orgullo y privilegio contar con un Valuarte como usted, excelente Cronista, Ser Humano, Compañero de Trabajo, Dios me lo siga colmando de Bendiciones, se le quiere un montòn y mil gracias por todo lo bueno... Un abrazo

  • #4

    JESÚS PARADA (domingo, 01 junio 2014 19:35)

    Con las buenas horas. Felicidades al creador y a los visitantes de dicha pagina de información de los pueblos de los Valles del Tuy. Espero que se siga contando con dicho recurso para las futuras generaciones tuyeras ya que se seguirá haciendo memoria histórica local. Felicidades...

  • #5

    Maiber Ruiz (jueves, 21 mayo 2015 17:52)

    Maiber Ruiz | Respuesta 28.04.2015 15.12

    Hola soy docente y el proyecto a trabajar este lapso sera "conociendo los municipios Simón Bolívar y Cristobal Rojas" le agradeciese todo el material enviado

  • #6

    armen | (jueves, 21 mayo 2015 17:54)

    armen | Respuesta 11.03.2015 22.54

    BUENAS NOCHES. LE FELICITO ESTO ES UNA VALIOSA INFORMACION DE MUESTROS PUEBLOS MIRANDINOS... LO USARE PARA MI TAREA...

  • #7

    LAURENCIO ROJAS GRAFFE (jueves, 21 mayo 2015 17:55)

    LAURENCIO ROJAS GRAFFE, ECONOMISTA | Respuesta 13.12.2014 08.40

    ME PARECE NO SOLAMENTE EXCELENTE, SINO ABUNDANTE EN HISTORIA Y CASI TODAS LAS DEMÁS DISCIPLINAS. DESEARÍA CONTACTAR AL TOP. SILVA YRAZÁBAL

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Prisma Cultural Iberoamericano (jueves, 15 mayo 2014 10:34)

    Saludos cronista y Felicitaciones por esta nueva pagina

  • #2

    Cronista Oficial Municipal Jesús Silva Yrazábal (miércoles, 21 mayo 2014 11:03)

    PATRICIA GONZALEZ "Saludos querido Prof. Silva es un orgullo y privilegio contar con un Valuarte como usted, excelente Cronista, Ser Humano, Compañero de Trabajo, Dios me lo siga colmando de Bendiciones, se le quiere un montòn y mil gracias por todo lo bueno... Un abrazo

PUBLICADO EN SEGUNDA EDICION EN 2008

POR IMPRENTA DE MIRANDA EDITORIAL EL PERRO Y LA RANA

 

 EN ABRIL DE 1995 LA REVISTA "ACCIÓN MUNICIPAL DE VENEZUELA" DEL EDITOR ALFREDO GIL PUBLICO UN RESUMEN DE ESTA OBRA.

 ENTRE EL 2000 Y 2001 EL SEMANARIO "SIGNO" DE LA ARQUIDIOCESIS DE LOS TEQUES PUBLICO LA PRIMERA EDICIÓN DE ESTA OBRA.

SANTA TERESA DEL TUY, CRONOLOGÍA.

Siglo XV: Se cree por investigaciones diversas que el luego conocido como río Tuy, era navegado en las proximidades de lo que seria posteriormente Sta. Teresa por indígenas de las tribus Quiriquires y Tumuzas.

Siglo XVI: Con la llegada de los conquistadores se le ha atribuido el nombre del río "Tuy·" en recuerdo de una ciudad española, también se asocia con el vocablo indígena que significa agua de yuca y con el cantar de una pequeña ave acuática en sus orillas de canto tui-tui.

Antes de ser conocida esta región tuyera como Valles del Tuy medio, los conquistadores designaron con el nombre de Salamanca al territorio comprendido entre lo que seria Charayave y la Sabana de Ocumare. El territorio fue dado en encomienda a Garci González de Silva y Francisco Infante, correspondiéndoles pacificar los valles del Tuy y Guaire.

Para la época de 1572 la confluencia del río Guaire en el río Tuy señalaba la división de los territorios de los indígenas Mariches y Quiriquires (este punto estaría en el futuro en jurisdicción de Santa Teresa) . Para esta época ocurrió la llamada batalla del Guaire, uno de los caciques mas famosos muertos en sus orillas fue Tamanaco. En 1577 muere el cacique Acuareyapa de las tribus del Tuy en enfrentamiento con los conquistadores.

1515. Nace en la ciudad española de ávila en Castilla la Vieja, Teresa de Cepeda y Ahumada (Santa Teresa)..

El 14 de Octubre de 1582 muere en Alba de Tormes, la Madre Teresa de Jesús. El 12 de Marzo de 1622, el Papa Gregorio XV la canoniza con el nombre de Santa Teresa de Jesús en las imágenes alegorías se le reconoce por portar una pluma y un libro ya que fue también escritora.*

1630- En la zona que ocuparían Sta. Lucia y Sta. Teresa habitaba un piache (cujaro o mohan) de nombre Mapuriche o Guapuriche , muy famoso por sus facultades curativas.

Siglo XVIII Se inicia en este siglo la agrupación de los primeros pobladores de esta tierra tereseña, es un proceso paulatino en el cual no se registra ninguna ceremonia histórica

Se habla de Pueblo viejo en lo que es hoy el cruce entre la carretera a Sta. Lucia y la entrada a Ciudad Losada, como el origen de la población tereseña.

1761- Este año es asociado por algunos investigadores como el de la fundación de Sta. Teresa.

1762- Se habla de un inventario ordenado por el Obispo Diego Ponce al padre Antonio Monasterio Cura de Sta.Teresa .

1766- Los libros de los Censos de la Iglesia Colonial venezolana, hablan del Valle Abajo de Santa Lucia , feligresía de Santa Teresa. Según estos documentos se puede establecer que el Capitán Pedro Martín de León, Don Bartolomé del Castillo, Don Miguel Serrano entre otros eran dueños de haciendas en Santa Teresa. Estos documentos se encuentran en el palacio arzobispal y permiten conocer sobre las haciendas de los valles del Tuy y sus dueños durante la colonia

1771- El obispo Diego de Mandroñero, dispone que sea erigida la Iglesia en Parroquia de Santa Teresa de Jesús y como sacerdote se designa a José Rosalio del Carpio.

1780- Se señala como el año en que es fundado el Oratorio de Santa Teresa por el Capitán Pedro Martín de León.

1783- 21 de Junio el Obispo Mariano Martí hace su visita pastoral a SANTA THERESA y reseña 854 almas(personas) distribuidas en ; 121 blancos, 136 indios, 104 mulatos , 58 negros libres y 435 esclavos.

1790- De acuerdo con un censo del vicario Roberto Rivas, hacia los lados de Sta. Lucia y Sta. Teresa había 85. 275 árboles de café y 115.275 en almácigos; en la parte de Santa Teresa Don Francisco Navarro contaba con 8.000 árboles.

En el siglo 18, la producción agrícola de Santa Teresa se había afianzado en las tierras bañadas por los ríos y quebradas que desembocan al río Tuy como son el Guaire, y Taguacita y las quebradas Morocopo, casupito, Casupo grande, etc.

Siglo XIX- Para este siglo ya existía la hacienda Mopia que perteneció a Don Martín Tovar Ibañez (abuelo del gran pintor)

Entre 1808 y 1812 hubo enfrentamientos entre este dueño de Mopia y los Hechezuria

1812- Según fuentes del Archivo Arzobispal en Santa. Teresa había 392 blancos, 236 pardos, 224 indios y 271 negros.

1813- Es época de guerra de independencia y un alzamiento contra la república en las proximidades de San Casimiro trae a los alzados hasta Sta.Teresa y Sta. Lucia donde saquean a los pobladores. en Septiembre son sometidos en la zona de su alzamiento por las tropas de Francisco Montilla

1822- Se solicita la creación del Cantón de Sta. Lucia que también integrara a Sta Teresa. Luego esta integración seria el Distrito Paz Castillo .

1825- La población del Cantón de Sta. Lucia es de 4.272 hab

En las actas del Cabildo de Petare, el Dr. Pastor Oropeza hace referencia a un trabajo iniciado 3 años antes, donde refiriéndose al río Tuy, anota que el caudal de agua en época de lluvia es un factor de mortalidad y en solo un año a causado 18 ahogados y cierra el paso a Sta.Teresa

1833- La expansión del café en el Cantón Sta Lucia es notable, sobre todo la producción de arroz y maíz en la parroquia de Santa Teresa. Su población esta calculada en 1800 hab.

1855- En reseñas recopiladas de la Gobernación del estado, se da cuenta de como baja la producción de cacao y au-menta la de café en Sta Lucia y Santa Teresa, había 29.000 propiedades agrícolas.
1863 - Concluye este año la Guerra de Federación , el General Ezequiel Zamora, nativo de Cúa es uno de sus líderes. No se reseñas hechos ocurridos en Santa Teresa

1855- En reseñas recopiladas de la Gobernación del estado, se da cuenta de como baja la producción de cacao y aumenta la de café en Sta Lucia y Santa Teresa, había 29.000 propiedades agrícolas.

1863 - Concluye este año la Guerra de Federación , el General Ezequiel Zamora, nativo de Cúa es uno de sus líderes. No se reseñas hechos ocurridos en Santa Teresa.

1870- Este año esta indicado según las investigaciones de Manuel Díaz Freites, como el del nacimiento del Sr. Eusebio Trinidad Blanco Carballo, en media ladera y que vivió mas de 100 años, el Sr.Blanco conoció el caudaloso río Tuy, y el comercio mediante canoas entre Barlovento y Puerto Mopia.

1878 - El terrible terremoto que destruyo a Cúa el 12 de Abril se siente en esta población. Causando algunos daños.

1888- Se inicia la construcción del Ferrocarril para los Valles del Tuy ,que unirá: Chacao, Petare, Sta Lucia, Sta Teresa, Yare y Ocumare del Tuy, esta ultima en la estación de Aponte.

1891- Se conocen los sigui-entes sitios y caseríos de Santa Teresa del Tuy, en jurisdicción del Distrito Paz Castillo, Sección Bolívar de aquel extenso estado Miranda que abarcaba casi todo el centro norte del país y tenia como capital a la ciudad de La victoria en lo que es hoy Edo. Aragua.

Sitios y Caseríos de Sta.Teresa El palmar, Jesús, La Fundación: Las minas, Las Monjas , Las Hermanitas , Las Lagunas , La Trinidad, Los Dos Manueles, Negro de Culebra la Hacienda Mopia, Morocopo , Morocopita, Pueblo Nuevo Qda Curucuti, Seuci, Tierra Negra, Manapiare, Placer, Tumina.

1897- Este año es sepultado en la iglesia de Santa Teresa del Tuy el cura párroco Fernando La Cruz, hay una placa en la iglesia de fecha Diciembre 22

 

Siglo XX

1904- Este año el congreso nacional se transforma en constituyente, se reestructuran los estados y Ocumare del Tuy pasara a ser la capital del estado Miranda .

1910- Este año empieza a funcionar el Ferrocarril en su recorrido desde Petare, Sta. Lucia llegaba a Santa Teresa atravesando terrenos del antiguo pueblo viejo, frente al barrio La Tortuga, llegaba a la estación y continuaba próximo al río Tuy, pasaba frente al puente viejo y al puente nuevo, seguía tras los pinos próximos al barrio San José (El Rincón) y llegaba a la vaquera a la entrada de la población donde seguía en dirección a Yare y la estación de Aponte en Jurisdicción de Ocumare del Tuy.

Con el ferrocarril llego uno de los personajes mas recordados de esta población, su cura párroco Manuel Fulgencio Cañizares Zamora. había nacido en Caracas y ejerció en nuestra población hasta su muerte en 1955. Cañizares encontró el templo en condiciones muy precarias y con el apoyo de sus feligreses lo acondiciono como todos lo conocimos hasta fines de la década de 1950 cuando fue demolido.

1916- Con fecha 17 de Junio se registro un titulo supletorio en la oficina subalterna de registro del Distrito Paz Castillo, donde se indican los linderos de Santa Teresa del Tuy.

1918-Este año la Hacienda Mopia pasa a ser propiedad del General Elbano Mibelli Lobo, un trujillano que participo en la revolución restauradora adquirió la hacienda de otro trujillano Emilio Rivas. Mibelli paso 7 años en las cárceles de su compadre el general Juan Vicente Gómez, Mibelli llego a ser Gobernador de Caracas Ministro de Agricultura, murió el 26 de Junio de 1946

La hacienda Mopia produjo en 1920 300.000 kgs de azúcar y al año siguiente 500.000 kgs. esta hacienda llego a emplear hasta 400 personas.

Otro hecho importante de 1918 es la llegada de la luz eléctrica por una planta llamada La Guamita de un Sr. de Apellido Casado de la Población de Ocumare del Tuy, esa luz apenas alumbraba la plaza y el cine.

Este año de 1918, se funda el cine ,el cual antes de tener a Don Vicente Delgado como su dueño mas recordado, se instalo en casa de Don Carmelo Russo, entre sus propietarios se encuentran a Don José Otero, la Compañía Sosa Rodríguez, el Señor Gaspar Garci-Aguilar y en 1940 Lo compra Don Vicente Delgado .

1919-Un medico de 19 años Dr. Enrrique Guillermo Tejera Guevara, descubre en Mene grande y Trujillo casos de Mal de Chagas, hay dudas al respecto y un nuevo caso descubierto en Santa Teresa del Tuy, ratifica sus investigaciones , lo cual le merece recibir un cable desde Brasil firmado por el científico Carlos Chaga.

1926- Este año según un censo la población tereseña es de 9.108 hab.

Es pleno gobierno gomecista y se construye la carretera que une a Petare, Mariche, Sta. Lucia y Santa Teresa en un recorrido de 62 kms.

El Sr. Roseliano Sosa instala la primera bomba de gasolina, la segunda seria instalada por el Sr. Avelino Hernandez pos-teriormente. Se dice que el Sr. Pepe Otero trajo el primer carro a esta población.

Llega la luz de Cúa para todos los pueblos del Tuy. Y conta- mos con el que luego seria conocido como el Puente Viejo sobre el Río Tuy en nuestra población.

1929-El Sr. Francisco García empieza a surtir de agua a la población haciendo la extracción con una bomba desde el río Tuy .

1934- A fines de este año Los Hermanos Larralde, especialistas en Rayos X, llegan a la población para prestar un servicio privado a un hijo de Don Sebastián Suárez , es así como los tereseños conocen lo que es este servicio medico.

1935- A la caída del gobierno gomecista los tereseños también manifiestan en contra de los personeros de ese régimen en la población.

1936- Según el censo en Sta Teresa hay 9.588 h

1938- Este año haciendo uso del ferrocarril visita la población tereseña el General Eleazar López Contreras, presidente de la República; le acompañan la Primera dama Doña María Teresa, su ministro de sanidad Dr.Julián Alvarez, el gobernador del estado Miranda Gral. Ramón Ayala, y el Gral. Elbano Mibelli Gobernador de Caracas y dueño de la Hda. Mopia.

Durante esta visita los tereseños plantean la necesidad de un servicio medico organizado y el Gral. López se compromete a atender esa solicitud.

1940-Funciona en esta población la maternidad de pino, que prestaba sus servicios tanto a tereseños como a madres de las poblaciones vecinas, entre su personal se recuerda a personas como Carmen Gómez y María Jiménez.

De aquellos primeros tiempos del siglo 20 hay que recordar a varios personajes que atendían los servicios de salud: y farmacia: Dr. Vargas Toledo, Dr. José Sahagún, Dr. Goméz, Dr. Aurrecochea, Dr. Quintero. Dr. Santana,; Don José Vicente Alvarez, Don Julio Hermoso que fue dentista y jefe de estación .

Mediante los pocos radios los tereseños conocen noticias de la segunda guerra mundial, las comedias ,música ,etc

1941- Según el censo la población tereseña es de 9235 hab. de los cuales 2127 habitan en el centro de la población, el resto estaba en los barrios, vecindarios y caseríos de la época como eran: La tortuga, La puya, Las monjas, La ceiba, El rincón, Agua Amarilla, La Palma, Taguaza, Gato Alzado, Casupo, Morocopo, Quebra´deagua

1945- Un piloto Militar de Apellido Ochoa realiza un aterrizaje forzoso en esta población el 13 de Septiembre.

1946- Muere el General Mibelli en 26 de Junio, uno de los personajes que mas influyo en la economía tereseña de comienzo de siglos.

De aquella economía agrícola -pecuaria y comercial de los primera mitad del siglo 20 hay que recordar a Don Jacobo Enacan e hijos, Don José Ortiz, Don Avelino Hernández, Don Juan Mejias, Don Julio González, Don Juan José Muñoz, Don Issac Bendahan, Don Ezequiel Pantoja. Don Félix Cuba, Don Guillermo Pérez, Don Pepe Otero, etc.

1949- Este año el gobernador de Miranda , Julio cesar Vargas inaugura el acueducto de la población.

Las calles son de tierra y en las principales hay aceras y cunetas de cemento, en los corrales de las casas se construyen los excusados,

Las casas son de tapia y teja, hay muchos ranchos de baha-reque y techo de paja, las casas de comercio tienen argollas en sus aceras para amarrar las bestias de carga, en tiempos de fiestas patronales se trancaba la calle principal con talanqueras para los toros coleados.

1950- Hay según el censo 9.443 hab en Santa Teresa

Políticamente nuestra Jurisdicción sigue siendo Distrito Paz castillo, en Sta Lucia esta la Prefectura, en Sta Teresa La jefatura civil; en Sta.Lucia están también la Inspectoría de transito y el Registro Subalterno.

Los servicios de Salud son dirigidos en esta década por el Dr. Víctor Obregón, en esta década destacaran en los servicios de enfermería personas como Bernarda Núñez, Vicenta Soto de González, Dilia Franco, Inés Rivas, etc. Se incorpora al laboratorio Pastora Ríos de Jacobs.

Desde la década anterior uno de los principales hospedajes es "Pensión Caracas"

En Educación funcionan las escuelas "Manuel Vicente Urbaneja"y "Luis Sanojo" ya han pasado los tiempos de maestras como Carmen María Maestre, Hnas.Soriano y Dolores González que murió en 1948.

 

En el aspecto religioso el padre Manuel Cañizares vive sus últimos años ,Pablo José Hernández nativo de esta población es el nuevo cura párroco, también hay creyentes evangélicos.

El Ing. Domingo Mombrunt dirigen los trabajos para construir la vialidad que conduce a Barlovento y Altagracia de Orituco atravesando lo que será después el parque Guatopo.

En el comercio de esta década destacan: Sr. Raimundo álvarez, Hermanos Pérez Veliz, Hnos Sánchez , Sr. Luis Lejter, Sr. Vicente Delgado, Sr. Francisco García, Sr. Félix Balza; Sres Sebastián Suárez, Carlos J. Fernández, hnos. Enacan en ganadería. Y comercio.

Don Andrés Barrio Por sus facultades curativas mediante el uso de la botánica y el espiritismo. es muy conocido.

1951- Este año el 8 de Diciembre surge "El centro Cultural" con jóvenes de la época, como Gilberto Alcalá, José Antonio Rodríguez, Metodio Ibarra, Herman Lejter En 1954 se consolida como "Centro Social Cultural Juan España"

1955- Muere el 14 de Marzo el padre Manuel Cañizares, es sepultado en la Iglesia.

1956-Para este año Sta Teresa cuenta con una agencia de automóviles de Jesús Velásquez frente a la Plaza Bolívar.

Esta en funciones el primer colegio privado de la población "Santo ángel"; Una colonia masiva de Italianos construye en Seuce la urb. "Paraíso del Tuy"

Anualmente se celebra la Semana de la Patria que culmina el 5 de Julio con un desfile cívico - militar.

Contamos con un comando de la guardia nacional.

En esta década el Dr. Víctor Obregón apoya la construcción de viviendas populares a familias de escasos recursos. Trabaja por la organización del primer Kinder y la Casa-Cuna "Berta Naranjo".

Para fines de la década se organizan verbenas en el "Centro Juan España" para los fondos de construcción de una nueva iglesia.

1958- Se inicia la democracia Se crea El parque Guatopo que ocupa buena parte de nuestro municipio; se instala la empresa Triplex, primera fabrica de la población en democracia. Con la democracia se construyen cloacas ,se arreglan calles, Se construyen Grupos escolares, se funda el "Orfeón Santa Teresa", La Biblioteca "Juan V. González"

Se organiza La línea Paz castillo. Se inaugura el Frigorífico " El Tuy" en los linderos del Municipio, Se inaugura La Sub Estación de Cadafe.

El sacerdote de la época Pascual Arana ayuda a la población con Charitas y Alianza para el progreso.

1967- Se decreta el 5 de Diciembre la creación del Distrito Independencia. Contamos con la urb. "Las Flores" y "El Habanero"

1968- Se instala la sede del Banco Unión, luego se instalaran otras instituciones bancarias..

1971- La población es de 14.536 habitantes. Se cumplen 200 años de elevación a parroquia, se extrena la nueva estatua del Libertador.

Se conmemoran los 200 años de la parroquia con la inauguración de la nueva Plaza y estatua de Simón Bolívar y la asistencia del Presidente Caldera y el Gobernador Daniel Scott. Se desarrollan las urbanizaciones industriales El Cujial y Dos Lagunas .

Contamos con el Registro Subalterno. Se pone en servicio el nuevo acueducto.

1973- Se inaugura "Ciudad Losada" ; Empieza a desarrollarse nuevas urbanizaciones.

En esta década se crean diversas instituciones privadas. Y varios bancos comerciales.

En esta década se crea la Banda Ciudadana y el Club de Leones.Se crea en esta década el grupo medico Independencia con varias especialidades.

1976- Se inicia el desarrollo industrial de Paraíso del Tuy con el apoyo de Corpoindustria para descongestionar a Caracas. Es posible adquirir un apartamento con Bs. 50.000 de inicial y un carro con Bs. 15.000 de inicial

Década de los 80- Según el censo somos 36.329 hab.

En esta década continua la construcción de edificios en el centro de la población y en la urbanización Las Flores , se construye la urbanización La Esperanza , se inician primero el desarrollo urbanístico de Las Dos Lagunas y luego el de Cartanal que en pocos años se constituirán en parroquia.

Es una década en la cual se celebran carnavales turísticos con carrozas durante varios años.

1989 - Vivimos en Santa Teresa el sacudón del 27 y 28 de febrero, comercios totalmente saqueados y la represión de la policía y el ejercito para controlarlos .

Década de los 90- Vivimos los golpes de estado, Un sentimiento de apoyo a los comandantes se genero en la comunidad.

Somos noticia por crímenes sin solución, y el incremento delictivo.

Vivimos la quiebra de los bancos Latino e Italo en sus sedes locales. Funciona la Cámara de Comerciantes e industriales.

Tenemos dos parroquias Santa Teresa y Cartanal que celebra su fecha aniversaria de constitución el 15 de Agosto de 1993

Dejamos de ser Distrito por la Ley de Régimen Municipal y Pasamos a ser Municipio Autónomo Independencia con la nueva figura del Alcalde representada primero por Freddy Camacaro y luego por Carlos Conde.

Vivimos por un día la crecida y desborde del caudaloso río Tuy de otros siglos.

El 15 de Octubre de 1998 se efectúa la Sesión Solemne en la Plaza Bolívar en Honor a Santa Teresa de Jesús, el Orador de Orden es el Dr. Fernando Miralles Presidente de Venezolana de Televisión, quien acompaña a Orlando Rivas a Inaugura la primera emisora de la población Terestereo 96.7 FM.

Pasamos de 300.000 hab extraoficialmente.

12 de Marzo de 1999, se celebra con un desfile el Día de la Bandera el Orador de Orden el la Plaza Miranda es Jesús Antonio Silva.

15 de Octubre de 1999, se celebra la Sesión Solemne en Honor a Santa Teresa de Jesús, siendo el Orador de Orden el Gobernador del Estado Miranda Enrique Mendoza, quien bautiza el Libro del Profesor Rafael González "Homónimos y Epónimos de Santa Teresa" la misa la oficia por el Obispo Ovidio Pérez Morales .

2000

Santa Teresa del Tuy como capital del municipio Independencia llega al año 2000 con una población de crecimiento acelerado, cada año surgen nuevas instituciones educativas , el comercio ocupa prácticamente toda la fachada de las calles del principales y transversales de la población; las barriadas populares ocupan todo el municipio, los servicios se hace insuficientes y la política se vive activamente, la cultura se esfuerza por tener su lugar

El municipio Independencia también recibe parte de la población del estado Vargas, la cual contribuirá a incrementar el censo del próximo 2001

El 8 de Agosto del 2000 el Dr. Wilmer Andrés Salazar Zamora se juramenta como nuevo Alcalde del Municipio Independencia.

El 15 de Octubre, Se celebra la Sesión Solemne en Honor a Santa Teresa de Jesús, siendo el Orador de Orden Jesús Antonio Silva autor de "Santa Theresa, Más de 235 años" , la misa es oficiada por el Obispo Trino Valera .

2001

En este año la nota comercial más notable a sido el haberse instalado la empresa Mc Donal´s.

Una antigua tradición "La Santísima Cruz de Mayo" es rescatada el 3 de mayo por un proyecto de Jesús Silva y ejecutado por el Alcalde Wilmer Salazar

El 19 de Abril en Sesión Solemne se Juramenta el Consejo Consultivo de la Orden General en Jefe José Félix Ribas integrado por el Top. Jesús Silva Yrazabal, Lic. José Luis Díaz y el Prof. Eladio Sánchez

15 de Octubre, se celebra las fiestas patronales en honor a Santa Teresa del Jesús, el Orador de Orden es el Lic. Germán Lejter fundador del Centro Cultural Juan España

2002

28 de Febrero, se efectúa la Sesión Solemne en honor a la Juventud, y se otorga por primera vez la Condecoración Municipal "General en Jefe José Félix Ribas" diseñada por el Consejo de la Orden.

15 de octubre se celebran las fiestas patronales en honor a Santa Teresa de Jesús la misa es ofiicada por el Obispo Monseñor Ovidio Pérez Morales, el Orador de Orden en la Sesión Solemne del municipio Independencia es Joseh Dao.

SANTA TERESA DEL TUY

Por Manuel German Díaz Freites

Publicado en 1971 por la Asamblea Legislativa del Estado Miranda

Con motivo de los 200 años de la elevación a parroquia de Santa Teresa de Jesús 

INDICE

CAPITULO (I): SANTA TERESA DEL TUY

CAPITULO (II): FUNDACION DE SANTA TERESA DEL TUY

CAPITULO (III): EL RIO TUY

CAPITULO (IV): VIDA SENCILLA DE LOS TERESEÑOS

CAPITULO (V): EL PREBISTERO MANUEL CAÑIZARES

CAPITULO (VI): FIESTAS PATRONALES DE SANTA TERESA DEL TUY

CAPITULO (VII): PARQUE NACIONAL GUATOPO

CAPITULO (VIII): AGUA BLANCA

CAPITULO (IX): SAN ANTONIO RIO GRANDE

CAPITULO (X): LA HACIENDA MOPIA

CAPITULO (XI): ANDRES BARRIO

CAPITULO (XII): LA PARRANDA DE SAN JUAN

CAPITULO (XIII): EL DISTRITO INDEPENDENCIA, PRIMER CONCEJO MUNICIPAL

CAPITULO (XIV): LUZ ELECTRICA Y CINE, EN SANTA TERESA DEL TUY

CAPITULO (XV): BOMBAS DE GASOLINA

CAPITULO (XVI): ACUEDUCTOS DE SANTA TERSA DEL TUY

CAPITULO (XVII): MEDIOS DE COMUNICACIÓN EN SANTA TERESA DEL TUY

CAPITULO (XVIII): MEDIOS ASISTENCIALES DE SANTA TERESA DEL TUY

CAPITULO (XIX): LOS VECINDARIOS DE SANTA TERESA DEL TUY

CAPITULO (XX): CENTRO SOCIAL CULTURAL "JUAN ESPAÑA"

CAPITULO (XXI): EDUCACION EN SANTA TERESA DEL TUY

CAPITULO (XXII): EL ORFEON SANTA TERESA DEL TUY

CXAPITULO (XXIII): EL POETA METODIO AURELY

CAPITULO (XXIV): LOS FORJADORES DE SANTA TERESA DEL TUY

CAPITULO (XXV): SANTA TERESA INDUSTRIAL

CAPITULO (XXVI): EL CASTILLO FEUDAL DE SANTA TERESA DEL TUY

CAPITULO (XXVII): TIERRAS PARA SANTA TERESA DEL TUY

 

CAPITULO I

SANTA TERESA DEL TUY

Santa Teresa del Tuy es una ciudad realmente bella y encantadora posee una preciosa topografía natural que infunde en el corazón deseos profundos de contemplarla, de sentirla y disfrutarla. La rodean parajes exquisitos de agrestes montaña que convidan a meditar en el inmenso don conque la naturaleza a regalado a todos los que han nacido bajo su limpio cielo. Lo que podríamos llamar el centro o casco de la ciudad, nos ofrece el aspecto acogedor de una población solariega con sabor colonial. Sus habitantes son generosos, alegres, orgullosos de su tierra y fuertemente apegados a ella. El Tereseños difícilmente abandona su tierra, la quiere, la ama y la defiende. Cuando por circunstancia ajenas e involuntariamente algún Tereseños ha tenido que decirle adiós a su terruño, ese adiós ha sido corto, porque muy pronto se le ha visto retornar. Las calles del pueblo son casi todas rectilíneas y la mayoría de las casas conservan todavía el techo de tejas, lo que nos hace percibir el sabor antañón de la ciudad. Lo que forma hoy el centro principal de Santa Teresa esta sobre una larga colina que arranca a poca distancia de la ribera del rio Tuy y se extiende hasta unirse con la fila denominada “Buena Vista”. La actual calle Ayacucho que es la vena principal del Comercio y la actividad de la población, esta tendida a todo largo sobre el lomo de esa colina. Cuando partiendo de dicha vía tenemos que buscar hacia las laterales, bien sea a la izquierda o a la derecha, debemos siempre descender. Esto nos hace afirmar que Santa Teresa está ubicada en un sitio maravilloso, donde antiguamente existió una magnifica colina. Este lugar tiene que haber sido escogido muy a propósito por sus primeros pobladores para disfrutar de la fresca brisa tuyera, y para prevenirse de posibles crecientes del rio, las cuales en épocas anteriores tienen que haber sido bastantes cargadas, cuando esta rio era abundante y majestuoso. A Santa Teresa del Tuy hay contemplarla para poder apreciarla, para saber sentirla. No es simplemente caminar por sus calles y veredas como sonámbulos nocturnos sin sentir por dentro la sensación que despierta y el interés que nos mueve estas tierras sobre la cual pasamos nuestras plantas. Para poder experimentar y sentir la belleza que encierra este minúsculo punto del globo llamado Santa Teresa del Tuy, hay que levantar la mirada al firmamento y extasiarse en la pureza que envuelve el azul infinito de su limpiado cielo. Basta entender extender la vista sobre sus callejuelas silenciosas y observar el espectáculo que nos ofrece la variedad de árboles frutales que se mesen en los caseros corrales y asoman sus ramas por encima de los paredones, ofreciendo a todo el que pasa el dulce producto de su sabia. Son muy contadas las casas en esta ciudad donde no se haya cumplido con el sagrado deber de plantar un árbol. Por encima de los corrales inclinan sus cargas los naranjos, mamones, mangos, cocoteros y el dulce cotoperi. Sin estar ausente los intrusos almendrones que podrigan la fresca sombra en los meces del duro estío. En la época de cosecha los mamoneros de la pisa son el consuelo de los niños de la población.

Hay además un hecho muy curioso y significativo, el cual nos lleva a repartir una y otra vez que nunca será suficiente lo que se diga sobre la belleza y encanto de Santa Teresa del Tuy. Podemos observar los domingos y días festivos acuden a Santa Teresa una gran concurrencia de personas provenientes de caracas y de otras ciudades del país. Estas gentes vienen a conocer la ciudad, a visitar la iglesia y la plaza y a pasearse por sus calles. Y lo que llaman la atención es que gran parte de estas personas no tienen aquí familiares ni conocidos, algo les atrae de Santa Teresa. Ese algo es lo que debemos descubrir y comprender lo que en este pueblo moramos, para dedicarnos a trabajar con ahínco y tenson por sus grandezas y prosperidad.

 

Capitulo II

FUNDACIÓN DE SANTA TERESA DEL TUY

Acerca de la fundación de Santa Teresa del Tuy tenemos muy escasa información y disponemos de muy pocos datos históricos. Por ese motivo, no debemos vulnerar una ciencia tan exigente como es la historia, aventurándonos por simples suposiciones a precisar la fecha exacta de su fundación. Pero podremos todo el esfuerzo en situar a nuestros lectores en el punto más cercano de la era, tiempo y de espacio en que vino a la luz este importante acontecimiento. No podemos esperar que la fundación de Santa Teresa del Tuy se haya tenido lugar desde un punto de partida determinado del tiempo y de la historia. Tampoco tenemos conocimiento ni lo podemos suponer, que su fundación se haya efectuado con la solemnidad y la ceremonia que usaban los conquistadores cuando fundaban ciudades a nombre del rey de España. Es da imaginarse que el conglomerado humano que dio el nombre a Santa Teresa del Tuy, se fue formando paulatinamente, y debido a esas causas y fenómenos sociológicos que a través de la historia han dado origen a las agrupaciones humanas. Según es el decir común de todos los Tereseños, en la parte más baja del lugar donde actualmente funciona la sub. Estación de Cadafe, en la vía que conduce de Santa Teresa a Santa Lucia, existió primitivamente un poblado que se llamó “pueblo viejo”. Es de suponer que este reducido núcleo humano lo formaría algún vecindario de pocas casas, las cuales posiblemente serian la morada de agricultores y peones de alguna hacienda allí florecientes en esa época. Efectivamente, hay pruebas evidentes de que existió allí un trapiche llamado pueblo viejo, del cual quedan aún los vestigios, y que en una época perteneció a Don Mariano Sosa, quien también fue dueño de la Hacienda la tortuga. Aunque es aventurado afirmarlo, sin embargo, din embargo se puede muy bien suponer que tal vez debido a la decadencia de esta factoría, la cual podría haber dado origen a este primitivo agrupamiento humano en dicho lugar, estas gentes hayan emigrado a otros lugares en busca de salario. Y en pos de esa finalidad es muy probable haya puesto los ojos en las grandes haciendas que iban adquiriendo desarrollo en las regiones aledañas de los valles de Santa Teresa. Una de estas haciendas muy famosas desde tiempos remotos fue la hacienda Mopia. Era sumamente floreciente desde los días de la colonia en sus sementeras se producían grandes cultivos se añil y cacao. Por el año de 1.808 esta hacienda perteneció a Don Martin Tovar Y Bañez, abuelo del gran pintor venezolano Martin Tovar y Tovar, el cual eternizo en sus cuadros las escenas gloriosas de las grandes batallas de la independencia. Por cierto es muy famoso un sonado pleito que entablo este ilustre dueño de mopia contra las hermanos Bernardo y Marcos Echezuria, quienes también poseían haciendas en esos alrededores. El pleito fue llevado directamente al capitán general Don Vicente Emparam, quien comisiono al justicia mayor de lo valles de Santa Lucia, Don Manuel de Ponce, para que instruyera las pruebas. Don Martin Tovar y Bañez acusaba a los hermanos Echezuria porque daban orden a sus esclavos para mataran a bala y a estocadas a todos los animales que de su hacienda de mopia pasaban a la de ellos. Le mataban las bestias mulares y caballos, y Don Marcos Echezuria en persona perseguía a caballo con sable en mano a las mulas y las desjarretaba. En este famoso juicio es muy singular la declaración que hace un testigo llamado Don José Ignacio, el cual dijo que estando el en el trapiche de Don Martin Tovar, paso por allí el negro Benedicto esclavo de Don Bernardo Echezuria, quien al preguntársele por qué le mataba las mulas, contesto: “ Mi amo, yo soy mandado y estoy obligado a hacer lo que mi amo me manda, pues la orden que tengo es que”en mi casa no hay más palizada que la pólvora y la bala, y mula que no se pueda tirar, la mata o queda herida por mi amo Don Marcos, pues este les alcanza en un caballo muy andón y corredor que tiene, de modo que la mula, bestia o ganado que llega por los alrededores de casa no escapa, pues animal que llega a las orillas de Don Bernardo Echezuria, tiene pena de la vida”.

Este largo y singular juicio se prolongó como por tres años, y es de notar en el que los mismos escribanos de 1.808 permanecen aún en su cargo en 1.812.

Es evidente que en estos valles existieron haciendas de gran prosperidad, y cuya abundante producción atraía la mano de obra de otros lugares. Estas personas que venían llegando en pos de salarios, tal vez se irían asentando en los alrededores de Mopia, pero a la larga pensarían en el sitio que habrían de escoger para ubicarse definitivamente. Y de esa manera tal vez buscando la buena brisa y la comodidad de vivir al amparo de posibles inundaciones del rio Tuy, se acomodarían en la amplia colina que a su margen izquierda forma actualmente el asiento principal de esta ciudad.

Así puede haber tenido origen la formación paulatina y el asentamiento definitivo de aquella masa humana que a la larga vino a constituir la ciudad que hoy se llama Santa Teresa del Tuy.

Cuando se trata de hacer historia y no se dispone de datos precisos, hay que apelar a instrumentos y recursos que a través de todos los tiempos han sido los auxiliares de esta ciencia. Uno de estos recursos lo constituye principalmente la tradición. Pero ésta a veces permanece obscura y olvidada y no resalta si no la saca a la luz la investigación. La investigación escudriña, rebusca, inquiere y remueve sitios y objetos que puedan dar con el paradero de aquello que con afán se trata de localizar en los anales de una era lejana que no alcanzan nuestro sentido y nuestra imaginación. La tradición es aquello que de boca en boca se van transmitiendo las generaciones sobre los hechos y acontecimientos remotamente acaecidos. Por eso se conocen algunos pueblos sobre la faz de la tierra que se rigen por costumbres y leyes antiquísimas, las cuales han conservado por tradición y las observan por respeto a sus antepasados. Pero tampoco la historia puede atenerse ciegamente a las informaciones que proporciona la tradición, la cual está siempre sujeta a sufrir alteraciones, principalmente por el defecto humano de transformar las cosas y darles un tamaño más grande o más pequeño del que tienen en realidad. Además, por el olvido y el correr de los años se van reduciendo los pormenores de los grandes acontecimientos, hasta que llega un momento en que muy poco o nada se sabe de ellos. En Santa Teresa del Tuy poseemos una gran fuente de tradición encarnada principalmente en la persona de algunos simpáticos viejecitos, cuyos nombres irán apareciendo en el curso de esta breve historia. Algunos de ellos pasan de los cien años, y con como una macolla rebelde que se resiste a los duros golpes del pico y la escardilla. De manera que sentiremos un gran placer en pasearnos por lo menos campos de la tradición tereseña, deleitándonos con la poética narración que nos hacen estos personajes patriarcales que en ella nacieron, crecieron y también se produjeron, pero que todavía no han encontrado su punto final, y aún persisten como testimonios presenciales de una era a la cual representan.

Pero lamentablemente, para los fines que nos proponemos, creo que no nos aportan nada positivo estas añoranzas, aunque sabemos que los viejos se complacen en contar el pasado, pero estas son narraciones de cosas sucedidas en una generación de cuando más cien años para acá, y nosotros necesitamos llegar más lejos. De todos los papeles que hemos rebuscado, no ha podido llegar a nuestra mano documento alguno que nos diga, o se deduzca de él, la fecha exacta de la fundación de Santa Teresa del Tuy. Solo sabemos que en el archivo de esta iglesia parroquial de Santa Teresa de Jesús, reposa un acta inserta en el libro número uno de bautismo, en donde consta la elevación de esta iglesia a la categoría de parroquia, lo cual sucedió el día 14 de octubre del año 1.771.

El Acta en cuestión dice textualmente así:

“EL DIA CATORCE DE OCTUBRE DE MIL SETECIENTOS SETENTA Y UNO FUE ERIGIDA ESTA IGLESIA EN PARROQUIA POR MANDATO DEL ILUSTRISIMO SEÑOR DON DIEGO ANTONIO MADROÑERO (OBISPO), SIENDO NOMBRADO CURA INTERINO EL PRESBITERO JOSE ROSALIO DEL CARPIO”.

También está la copia textual de la Primera Partida de Bautismo la cual dice así:

“N: 1- EN LA PARROQUIA DE SANTA TERESA DE JESUS, EN VEINTIDOS DIAS DEL MES DE NOVIEMBRE DE MIL SETECIENTOS SETENTA Y UNO YO PBRO JOSE ROSALIO DEL CARPIO, CURA INTERNO DE ESTA PARROQUIA, BAUTICE SOLMNEMENTE Y PUSE OLEO Y CRISMA Y DI BENDICIONES A: JUAN DOMINGO PAULO. QUE NACIO EL DIA CATORCE DE ESTE MES, Y ES HIJO LEGITIMO DE MANRIQUE ROMAN Y DE JUANA ANTONIA ISTURIZ Y SU MADRINA FRANCISCA (ANA). ESCLAVOS DE DON FRANCISCO VELOZ. A QUIENES ADVERTI EL PARENTEZCO ESPIRITUAL”.

Como vemos, el primero de los documentos transcritos solo dice muy claro la fecha en que esta iglesia fue elevada a la categoría de parroquia. Ahora bien, respetando la honorable opinión de personas que puedan opinar otra cosa, nosotros debemos comprender que cuando se eleva una iglesia a la categoría de parroquia, es porque anteriormente ya existía un conglomerado de cierto número de feligreses, el cual ameritaba la creación de una parroquia. De manera que la existencia de Santa Teresa del Tuy como pueblo indudablemente que data mucho más allá de 1.771. por eso no considero que nos debamos aventurar de una manera festiva a afirmar que Santa Teresa del Tuy fue fundada en la misma fecha en que su iglesia fue erigida en parroquia. Se lo cual se deduce que los festejos que toda la población de Santa Teresa se apresta para celebrar en octubre de este año, son simplemente la celebración del Bicentenario de la erección de esta iglesia al rango de parroquia, y no el Bicentenario de la fundación de la ciudad.

Por eso lamento que nuestros lectores nos hayan acompañado a un fatigoso viaje, del cual tal vez hemos regresado sin ninguna carga y con el traje roto.

Pero esto no será de ninguna manera motivo de desanimación. Continuaremos con afán rebuscando papeles y revisando archivos hasta dar con el paradero de esta gloriosa fecha que ansían conocer todos los Tereseños.

CAPITULO III

EL RíO TUY

Sin dejarnos llevar por el romanticismos y la poesía, y manteniéndonos en todo momento en el plano de la realidad, debemos afirmar que el un rio es como el alma para un pueblo. Ya lo dijo hace siglos el historiador Griego Herodoto, cuando visito el Egipto y al contemplar la majestuosidad del rio Nilo, exclamo: “Egipto es un don del Nilo” y esas palabras tienen y tendrán vigencia toda la vida, pues todos sabemos que toda la actividad y la vida de aquel legendario país norafricano se desarrolla y gira en torno al famoso rio. Efectivamente un rio es la alegría y la vida de un pueblo, desde el punto de vista económico y recreativo. La ciudad de Santa Teresa también ha tenido la fortuna de haber sido fundada a la orilla de un famoso rio.

El rio tuy nace en el estado Aragua, en el picacho llamado “Codazzi”, y desde allá se trasladó por cerros y montañas, por llanos y laderas para venir para venir a rodear con sus tranquilas aguas y ceñir con sus playas de blanca arena a esta bella ciudad que lleva su nombre. Este rio fue en una época majestuoso y de abundantes aguas, era navegables en muchos kilómetros por todos estos valles. Para que tengamos una idea de la importancia que representaba el rio Tuy hace años para esta ciudad de santa teresa, vamos a escucharlos de boca de un hijo del pueblo. Es un viejecito aceitunado de 101 años de edad. No los aparentamos por cierto, pues está todavía plenamente conservado para los años que lleva encima. Se llama EUSEBIO TRINIDAD BLANCO CARBALLO Nació en el año de 1.870 donde llaman media ladera. Reside actualmente en el barrio las brisas N° 18. Enviudo hace años y vive ahora con una compañerita que, según él. Le ha salido muy buena. Por cierto nos dice que el barrio donde él vive le dieron el nombre Las Brisas, porque todas las tardes se iban los vecinos para una casa que está al frente en toda la esquina, y allí se sentaban todos a recibir de frente la brisa del Tuy que les llegaba directa. Nos refieren, pues, Don Eusebio Trinidad, que en su época el rio Tuy era todo un señor rio. Era navegable y había más de cien canoas y tenía hasta un puerto fluvial llamado puesto mopia. Se hacía comercio principalmente con Barlovento. Desde allí traían plátanos, cacao y otros productos y llevaban para allá papelón, aguardiente, sal y otras cosas. El recuerda muy bien al canoero Rafaelito Hernández, el cual siempre estaba con su canoa a la orilla del rio y era el que pasaba a la gente de una a otra parte. Yo creo que si alguna pena deben llevar en el alma los Tereseños, debe ser la tristeza y la nostalgia que le produce el haberse consumado la desaparición de este importante rio, el cual ya no es ni la sombra de cómo era en épocas anteriores. De esto no tienen culpa los Tereseños, ya que este rio desapareció por causas a las cuales ellos no contribuyeron. Pero si es una lástima, y valdría la pena sentarse sobre una piedra a entonar una elegía de tristeza por la pérdida inrreparablede este rio. Solamente en agua para caracas se le sustraen alrededor de 7. 500 litros por segundo. Las talas para hacer vías de comunicación y urbanizaciones por los lados de la colonia Tovar. Cerca de donde nace, y las otras talas quemas cerca de su riberas, han acabado con este cauce. Otros copiosos y abundante, y cuya desaparición hoy lloran los valles del Tuy.

CAPITULO IV

LA VIDA SENCILLA DE LOS TERESEÑOS

A Don Eusebio Trinidad Blanco Carballo, a quien ya hemos mencionado, se le abre la locuacidad cuando le preguntamos sobre la vida de los Tereseños en su época. Dice que eran todas las personas buenas y sencilla, las cuales Vivian más que todo de la agricultura. Recuerda con emoción aquella época cuando Santa Teresa tenía solamente unas diez casas de tejas. Las demás viviendas eran puros ranchos paja, y la iglesia era una media agua. Dice que cuando pequeño oía contar que donde está actualmente el Altar Mayor de la iglesia había un cotoperi, y que allí en ese árbol unos viejecitos encontraron la imagen de la Santa del pueblo. Dice que estando el aun muchacho existía todavía el tronco del cotoperi y que allí fue donde hicieron la iglesia. Luego nos relata que en la Semana Santa cuando había procesión y sacaban la santa, si ella tropezaba y pegaba arriba con la puerta y había dificultad para sacarla, y con todo eso la sacaban a juro, ese día había un muerto en la plaza. Pero cuando salía sin dificultad, entonces no sucedía nada malo. Nos refiere que en un topo que está más arriba de la actual maternidad, estuvo el primer matadero del pueblo, y que la pobresia acudía allí a comprar su pedacito de carne y sobre todo huesos, pues en ese entonces a los huesos no los pelaban tanto como ahora. En dicho matadero beneficiaban únicamente reses, porque los cochinos los mataban cada uno en su casa cuando quería y zumbaban cohetes para avisar que había chicharrones. Dice Don Eusebio Trinidad que antes por todos los alrededores de Santa Teresa había mucha cacería. Abundaban las lapas, acures y cachicamos, y que cuando en la tarde regresaban los conuqueros de sus labores, ahí mismo en morocopito les salían bandadas de monos. Entre los hombres importantes que le dieron la vida al pueblo el recuerda a Sebastián Suarez, dueño del socorro. Era ganadero, productor, hombre honrado y gran trabajador. También menciona a Rafael Julián Serrano, que era pesador y también hijo del pueblo. Dice que en Santa Teresa hubo muchas familias honorables que le dieron vida al pueblo. Cuenta que allá por el año 1.912 hubo como cuatro familias de apellido patrullo que se ocupaban de vender y matar cochino, eran pesadores, y en una palabra era todero, pues hacían de todo. Nos cuenta que en su época vendían en las pulperías el dulce que llamaban María Luisa, el gofio, y otro llamado La pelota que lo hacía de maíz. Por ultimo refiere que al barrio las ceibas lo llamaban así porque allí había tres ceibas, y ai que llaman barrio a juro fue porque, y que más atrás se metió otro puño de gente a empujones y por eso al barrio lo llamaron el empujón

CAPITULO V

EL PREBISTERO MANUEL CAÑIZARES

Indudablemente que en el corazón de cada uno de los Tereseños tiene reservado eternamente un lugar especial el recuerdo del venerado presbítero Manuel Cañizares. Todos los que conocieron afirman que era verdaderamente un santo. Fue tanta la magnitud de su obra social y benéfica en provecho de esta colectividad, que su nombre quedara grabado para siempre en la memoria de todos los Tereseños. Su vida ejemplar dedicada por entero a este pueblo ha dejado una estela luminosa de imborrable huella. Nació este ilustre sacerdote en la ciudad de caraca, parroquia San Juan. Era hijo de Don Juan Cañizares y Misia Julia Zamora de Cañizares. Su nombre completo era: MANUEL FULGENCIO CAÑIZARES ZAMORA. Llego a esta población investido con el carácter de cura párroco en el año de 1.910. Encontró la iglesia con una sola nave, la que hacia la parte donde está actualmente la comandancia de la policía. Lo demás eran paredes de tierra adobe cubierta de monte y gamelote, donde tenían su manida las culebras y otros animales. Mientras se le acondicionaba la casa parroquial, se alojó provisionalmente en casa de misia chucha de Falcón, una señora de edad avanzada que vivía sola con su servicio donde actualmente tiene su asiento el Centro Social Cultural “Juan España”. Después fijo su residencia parroquial en la vieja casona que hace esquina en el cruce de la calle falcón y antigua calle el cementerio, hoy calle sucre. Todo el mundo lo dice y todo el pueblo lo comenta que un apóstol de la talla de este ilustre prelado es difícil encontrarlo hoy día. Toda su vida la dedico enteramente a este pueblo. Gran parte de la grandeza de este pueblo se le debe a su tenaz iniciativa. El sacrificio y la tenacidad con que trabajo y movilizo voluntades para construir la iglesia tienes características casi de leyendas. Es increíble el esfuerzo que hizo para movilizar a toda una población y aunar todas las voluntades en la consecución de una obra tan grande. Fue líder porque convenció. Tenía capacidad de mensaje. No de otra manera logro formar entre las gentes del pueblo esa mística que les hacía escuchar su llamado y colaborar desinteresadamente en la construcción de la iglesia, del primer hospital que tuvo Santa Teresa y en otras obras sociales. Los domingos acudían los campesinos con sus burros, y después de la misa todo el pueblo organizaba voluntariamente romerías y peregrinaciones al rio y a la estación en busca del agua. Hombres, mujeres y niños unos con burros y otros con carretillas, latas y perolas, todos cargaban los materiales para levantar el templo del señor. Traían madera de soapire, y el mismo padre cañizares en persona para dar ejemplo y animar a los demás, cargaba en sus hombros rolos de palo y de madera. Ese si fue un verdadero sembrador de la semilla del señor esa semilla germino y dio maravilloso fruto. De esa ardua labor de cuarenta y cuatros años al servicio de esta parroquia queda como testimonio este templo que bendice los pasos de este pueblo el primer hospital que se construyó en esta ciudad y muchas obras sociales en beneficio de la gente necesitada. Lamentablemente el pueblo de Santa Teresa quedo huérfano de la presencia de tan gran apóstol. Cuando el día 14 de marzo de 1955 el espíritu del tiempo vino a cobrarle su tributo. Murió ese día en la ciudad de caracas. El cadáver fue traído a esta ciudad por la vía de Charallave, Ocumare y San Francisco de Yare, en cuyas poblaciones se le rindieron homenajes fúnebres antes de continuar su viaje a Santa Teresa. Como a las 7 p.m. Arribo el cadáver a esta ciudad ante el llanto sincero de todos los habitantes que lo estaban esperando en la entrada de la población en el lugar llamado la vaquera. De allí fue traído en solemne procesión y en brazos de su querido pueblo hasta la iglesia, adonde llego alrededor de la ¿¡¿ a.m. El grandioso recibimiento que hizo este pueblo al cadáver de su querido párroco no tiene anales en todos estos alrededores. Después de haber sido velado por todos los fieles con sincera devoción, al día siguiente recibió honorable y cristiana sepultura en la parte superior de la nave izquierda de la iglesia, adonde actualmente reposan aun sus restos. Antes del entierro el pueblo entero le rindió un último homenaje paseando devotamente el féretro alrededor de toda la plaza pero el padre Cañizares no ha muerto para Santa Teresa del Tuy. Su memoria permanece viva en el alma de todos los habitantes de este pueblo, y cada vez que repican las campanas de la iglesia, el recuerdo de este Santo Sacerdote revive en el corazón de todos los Tereseños.

CAPITULO VI

FIESTAS PATRONALES DE SANTA TERESA DEL TUY

Santa Teresa del Tuy lleva el nombre el nombre de la Famosa Santa Española Santa Teresa de Jesús, cuya festividad se celebra el día 15 de octubre de cada año. Por este motivo ella es la patrona de este pueblo, en el cual se le tiene mucha veneración. Una prueba de ello es el fervor con que cada año se le celebran las fiestas patronales en su honor. Se hacen solemnes oficios religiosos a los que acude todo el pueblo devotamente. Estas fiestas se inician todos los años el día 12 de octubre y se prolonga por varios días y en ellas se desboca la alegría y el entusiasmo popular. Tanto las autoridades como las fuerzas vivas y todo el pueblo en general aúnan todos sus esfuerzos para la mejor celebración de estos festejos. El día de la patrona se realiza una solemne procesión con gran profuncion de fuegos artificiales. Se organizan torneos deportivos y se celebran grandes fiestas que atraen la concurrencia de personas de todas las localidades vecinas. Son unas ferias bellísimas en las que todos disfrutan de su gran prodigalidad y de un infinito numero de diversiones. Las calles y las plaza se coiman de Bazares y de juegos de diferentes clases. Vienen conjuntos folklóricos de otras regiones y bandas de músicos que animan los bailes populares. Los niños del pueblo gozan de numerosas piñatas y los barrios de abundantes terneras. Una nota típica y peculiar la constituyen los toros coleados. Acuden los mejores y más famosos coleadores de todas las poblaciones vecinas y para esa ocasión las lindas muchachas del pueblo lucen más preciosas galas y gozan de lo lindo colocando las vistosas cintas en el sombrero de los coleadores. En estos se esfuerzan todos los jinetes en hacer una verdadera competencia en el arte y la destreza de tumbar los toros. Estas tardes de toros coleados en Santa Teresa del Tuy constituyen una verdadera feria de alegría y un acontecimiento singular hacia el cual se desboca todo el pueblo y que cada año atrae de diferentes partes del país un crecido número de visitantes.

CAPITULO VII

EL PARQUE NACIONAL“GUATOPO”

La inmensa región montañosa que comprende el parque nacional “Guatopo” es una obra preciosa de la naturaleza y encierra una enorme fuente de riqueza para la fauna y la flora venezolana. Santa Teresa del Tuy debe sentirse orgullosa de que una gran porción de este hermoso parque se halla situado dentro de su extensión territorial. Siendo este parque una de las innumerables bellezas que adornan la geografía de Santa Teresa, esta circunstancia nos obliga a dedicarle unas reducidas líneas. Efectivamente dicho parque comprende los distritos Independencia, Lander y Acevedo del Estado Miranda, y el Distrito Monagas del Estado Guárico. Tiene una extensión de 92.640 hectáreas y está situado sobre la parte sur de la región montañosa de la cordillera de la costa. De esta región nacen innumerables ríos y quebradas que constituyen un importante potencial hidráulico para futuras necesidades del país. Actualmente muchas de estas fuentes

Abastecen la represa de guanapito, la cual presta servicios de regadío a las vastas zonas agrícolas cercanas a la población de Altagracia de Orituco. Allí también nace la cuenca de Lagartijo. Cuya enorme represa surte de agua a la ciudad de Caracas. Nacen también en esas montañas las quebradas de rio Taguacita, Orituco y cuira, y las quebradas de Santa Cruz. Rio Grande y Bucaral que se unen en el sitio denominado los Tres Brazos dando origen al famoso rio Taguaza. Por ser esta zona una importante fuente de reserva de aguas y un asiento de bellísimas variedades de la fauna y la flora venezolanas, el gobierno Nacional acordó decretar al Parque Nacional. Esto se hizo efectivo mediante Decreto Ejecutivo N° 122 DEL 31 DE marzo de 1.958 aparecido en la Gaceta Oficial N°25.624. Toda vez que dentro de este sector se hallaban asentados alrededor de 20.000 campesinos que formaban casi un total de 5.000 familias, el Gobierno ha venido procediendo al desalojo paulatino de esos pisatario mediante la previa cancelación de sus bienhechurías. Este desalojo ha costado hasta ahora la Nación alrededor de cuarenta millones de bolívares, debiéndose notar que ya el parque está casi totalmente desalojado, quedando solamente todavía por recibir el pago de su bienhechuría alrededor de 300 familias

Partiendo de Santa Teresa del Tuy tomando la vía de Altagracia de Orituco se puede observar a la margen derecha la preciosidad de esta privilegiada zona rica de exhubarante y frondoza vegetación. El viajero percibe una sensación paradisiaca al sentir aquel maravilloso contacto directo con la naturaleza, al contemplar la riquísima variedad de flores silvestres y aves de lindísimos colores, y al detenerse a saborear el agua pura que le brindan los frescos arroyos que manan de la montaña.

Este parque posee una riquísima flora representada por una abundante variedad de plantas tropicales, el árbol vacuno, el guayabo amarillo, el sangrino, el tacamacho, el bejuco de agua, el drago. Los helechos y otra multitud de plantas ornamentales y de gran interés para los que se dedican al estudio de la botánica

La fauna silvestre esta está representada por una gran abundancia de animales que habitan como dueños y señores de estas montañas, entre ellos el jaguar o tigre americano, el danto, la lapa, el acure de monte, el báquiro, el cachicamo, los monos de diversas clases y otros mamíferos. Habitantes además allí lindísimas especies de aves, como el paují copetes de plumas, el paují copete de piedra, la camata, la pava de monte, la gallina azul, la solsola, la guacharaca, la guacamaya, diversas clases de palomas, loros, pericos, aves de rapiña y más de doscientas especies conocidas de pájaros. Numerosos reptiles habitantes también estas zonas, destacándose diversas clases de culebras, entre ellas la famosa macagua, que es muy venenosa. Abundan también muchos lagartos, sapos y ranas. La fauna acuática de los ríos que nacen en esta región es también muy abundante, pudiéndose citar principalmente el Bagre Blanco, el Roncador, el Corroncho y numerosos cangrejos y Camarones. A la orilla de la carretera de la carretera que conduce a la población de Altagracia de Orituco se puede observar como los numerosos ríos que descienden de la montañas de este parque, forman bellos remansos o pozos de agua cristalina, luciendo en sus riberas unos parajes preciosos, capaces de agotar el ingenio y la imaginación de pintores y poetas. Allí el gobierno nacional ha construido kioscos y caneyes para dar facilidad a las personas que deseen disfrutar agradables fines de semana.

CAPITULO VIII

AGUA BLANCA

Agua blanca es un lugar muy precioso que queda como a unos 60 kilómetros de Santa Teresa del Tuy. Toma su nombre del rio agua blanca que pasa por allí. En este lugar se establecieron por el año de 1.878. Unas familias italianas que pasaron a través de la montaña por una rasante que hizo construir el General Guzmán Blanco, quien fue el que lanzo el primer Decreto para la construcción de una carretera entre Santa Teresa del Tuy y Altagracia de Orituco , y ordeno su construcción al ingeniero Jesús Muños Tébar. Esta vía era principalmente para el tráfico de carreteras entre las dos poblaciones. Por esta rasante pasaron. Como ya hemos dicho, unas familias italianas que fundaron una colonia en Agua Blanca. Es interesante que nos detengamos a considerar y a admirar la proeza de estos italianos que se atrevieron a enterrarse en el corazón de esta intrincada montaña a fundar una comunidad sin disponer de los medios y recursos indispensables. Es indudable que tenían un verdadero espíritu de sacrificio y una gran abnegación y constancia porque sin la presencia de estas virtudes no se le puede ocurrir a ningún ser humano realizar una Azaña de esta naturaleza. Con gran espíritu de trabajo fueron domando poco a poco la esperanza de esta selva hasta el punto que fundaron haciendas famosas, de las cuales quedan todavía importantes vestigios que hasi lo demuestra. Entre las principales familias que fundaron esta colonia italiana se recuerdan los Gandolfi. Los Mora. Los Zanotti. Y los Moretti, además de muchos otros.

En Agua Blanca se conserva todavía casi intacto el trapiche de los Gandolfi. Solamente contemplando esta obra nos damos cuenta del espíritu de trabajo y constancia de estos colonos. El agua que movía la energía de ese trapiche era traída de la montaña por intermedio de rudimentarios canales muy ingeniosamente construidos. Los ejes de dichos engranajes, así como las mesas que efectuaban la molienda eran de madera. El piso primitivo era de3 tierra y las bases de piedra acantonada. Aunque esa colonia ya no existe, sin embargo es admirable el ejemplo de voluntad que ha dejado para la posteridad esta laboriosa comunidad italiana. Cultivaban la caña de zucar y diversas hortalizas. Fabricaban hasta el pan en la misma casa gracias a su esfuerzo. Casi nada les falta en medio de aquella selva. Algunos de los que formaron parte de esta colonia afirman que cuando venían para el pueblo, era únicamente en solicitud de solo tres cosas: medicina, ropa y sal.

CAPITULO IX

SAN ANTONIO DE RIO GRANDE

Dejando la vía principal que conduce de Santa Teresa del Tuy a Altagracia de Orituco, más acá de Agua Blanca y remontando la llamada fila maestra, se llega a una pequeña vega situada a orilla del rio grande. En este lugar, en pleno corazón de la montaña y en toda la ruta del trazado construido por el General Guzmán Blanco, existió hace muchos años un pueblo español llamado “SAN ANTONIO DE RIO GRANDE”. Este pueblo fue fundado por una colonia de familias españolas que hizo traer el Gobierno y parece que se establecieron allí con anterioridad a los italianos que se asentaron en Agua Blanca. De este pueblo español no queda en dicho lugar ni siquiera el recuerdo. Parece que las familias que allí vivieron duraron muy poco tiempo. Se desmembraron abandonando aquel lugar. Parece que las enfermedades, el aislamiento y la poca asistencia por parte del Gobierno, unido a las continuas amenazas de culebras y fieras salvajes, les hicieron desistir de continuar habitando aquellas soledades. Fue sin embargo, bastante meritoria la hazaña de estas gentes de haberse puesto a vivir en esos escarpados montes, y hasta parece como una novela el solo pensar que en aquellos lugares haya podido habitar un conglomerado de seres humanos.

CAPITULO X

LA HACIENDA MOPIA

Hay cosas que pertenecen al pasado, pero por su naturaleza y su importancia merecen ser recordadas y permanecer escritas para que el día de mañana no queden en la mente de las futuras generaciones como un simple recuerdo de algo que tal vez existió en la imaginación como una confusa leyenda. Se ha notado un gran descuido en las generaciones pasadas y también en las presentes, en no designar en las ciudades CRONISTAS permanentes que lleven una recopilación escrita de todos los pormenores y acontecimientos que hacen la vida de cada pueblo. La gran historia se forma de las pequeñas minucias acumuladas en cada región de la tierra donde se haya desarrollado una civilización de seres humanos. Del pasado de Santa Teresa se dicen muchas cosas, se tejen muchos cuentos y se narran muchas historias. Cuantas cosas agradables se hubieran podido publicar para los Tereseños en este BICENTENARIO sobre el antepasado y la fundación de esta ciudad, si desde un principio sus pobladores se hubieran ocupado en llevar por escrito y al día los pormenores de su evolución. Todos conocen lo que fue el ingenio Mopia y la importancia que revistió para estos Valles del Tuy. Pero ante este desarrollo acelerado que estamos viviendo, no es raro que dentro de poco tiempo en ese lugar se construyan viviendas. Fábricas y urbanizaciones, y que dentro de muchos año ya langente no tenga una mera idea de la existencia de este famoso ingenio. De manera que lo que pienso dejar escrito es solo para las futuras generaciones y no para los Tereseños actuales, pues todos conocieron la hacienda Mopia y muchos de ellos trabajaron y ganaron allí su salario. Desde el año 1918 el dueño de esta hacienda fue el General Elbanó Mibelli, quien fue demás Gobernador del Distrito Federal.

El Ingenio que lleva el nombre genérico de “Mopia” es grandísimo. Abarca, además de Mopia, otras haciendas como la Tortuga, Pueblo Viejo, La Guayana, y una gran extensión denominada Corralito y buena vista. Todo lo cual hace una superficie aproximada de 780 hectáreas pero sola hacienda mopia está comprendida dentro de los siguientes linderos: por el norte con la hacienda las monjas; por el sur con el rio Tuy; por este con la acequia de las mismas haciendas y por el oeste con el rio Guaire. Todos los Tereseños añoran aquellos buenos tiempos en que esta famosa hacienda estaba en plena productividad y sostenía a gran número de obreros. Solamente en mano de obra llego a requerir hasta 400 obreros. De su factoría se extraían 40 toneladas diarias de azúcar y se producía también alcohol de 98%. Se pagaban alrededor de cuarenta mil bolívares semanales en salarios de obreros y empleados. Era esta hacienda una importante fuente de producción que absorbía casi toda la mano de obra de estos alrededores, y en su pleno apogeo se ganaba plata porque había trabajo para todos. Se favorecía el comercio y había vida en el pueblo. Hay quien dice que en un cotero salía en la mañana por esos campos de mopia con una maleta cargada de ropa y por la tarde regresaba vacío. Todos los Tereseños añoraban con nostalgia esta hacienda y la recuerdan como algo grande. Pero lamentablemente hace casi diez años que este ingenio apago sus humeantes chimeneas y paralizo sus actividades, quedando solo su memoria como una vivienda para el pueblo. Así desapareció para los Tereseños una era de vivienda bucólica y sencilla, para entrar en la etapa industrial.

CAPITULO XI

ANDRES BARRIOS

Es indudablemente que en cada pueblo y en cada época se destaca siempre algún personaje que se constituye en lo que generalmente llamamos la estampa popular. A veces por su gracia o por su bondad, o por alguna cualidad especial con que los ha dotado la naturaleza. Siempre surgen estos personajes que se convierte en ídolos populares. Desde los últimos treinta años para acá Santa Teresa del Tuy ha sido objeto de la atención de casi toda Venezuela debido a la presentación de un personaje cuya fama trascendió los linderos de este Distrito y se propago por muchas ciudades del país. ANDRES DIONICIO BARRIOS fue una persona a quien conoció todo el pueblo de Santa Teresa, por las numerosas curaciones que realizaba, y por su bondad y gran liberalidad. Se estableció en esta ciudad desde hace como treinta años en el Barrio El Rincón. Desde temprana edad se había, dedicado a ejercer la medicina emperica. Haciéndose famoso por sus grandes aciertos llegando a curar a muchísimas gentes. Su fama se extendió por todo el país, de manera que casi todos los domingos y los días de semana acudían a su residencia oleadas de personas provenientes de Caracas y otras ciudades. Dicen que hubo días en que llego a tener hasta quinientas personas haciendo cola para recetarse, lo hacía por intermedio de unas cintas de colores y en medio de notable misterio. Realizaba las curaciones de una manera misterioso y por institución. Tenía el don de curación. Jamás estudio medicina. Dicen sus familiares que él desde pequeño siempre fue una condición misteriosa y extraña. A la edad de siete años dicen que se perdió en un lugar que llaman loro por los confines de Santa Lucia, y apareció a los veintidós años en el sitio denominado San Vicente, de la misma jurisdicción. Él dijo a sus familiares que durante todo este tiempo que estuvo perdido no supo donde se hallaba. Solo se acuerda que el andaba un día por el monte persiguiendo un mariposon y siguió detrás de él hasta que se cansó y luego le entro sueño. Él decía que había unos caminos por debajo de la tierra y había muchísimas culebras de colores muy lindos lo cierto es que Andrés Barrios curaba gente de verdad. Esto le dio mucha fama y también le dio importancia a Santa Teresa y sobre todo al Barrio El Rincón. La vía que conduce a este barrio se veía todos los domingos repleta de carros particulares y de alquiler llenos de gentes que acudían a recetarse de todas partes

Andrés Barrios sufrió muchas persecuciones por parte de los organismos policiales, pero al fin tuvieron que dejarlo tranquilo. Era muy numerosa su clientela y es de notar que muchos importantes personeros recibieron de él gracia de la curación. Era un hombre sumamente generoso. Ganaba mucho dinero, pero conforme lo ganaba lo repartía entre la pobresia. No había persona que acudiera a él con una necesidad que no se la remediara. Casi todos los habitantes del barrio el Rincón recibieron los beneficios de su magnanimidad. Todo lo querían y acudían a él no solamente para curarse sino también para consultarle problemas de diferente índole. Y para todos los problemas él siempre tenía el consejo y la solución. Era e3l patriarca del Rincón. Nunca contrajo matrimonio, pero dejo alrededor de ciento cinco hijos de diversas esposas. Todo el pueblo de Santa Teresa sintió profundamente su muerte, acaecida el 5 de julio de 1970 podemos decir sin ninguna exageración que con la muerte de Andrés Barrios ha perdido Santa Teresa uno de sus personajes más famosos que haya tenido en los últimos años.

CAPITULO XII

LA PARRANDAS DE SAN JUAN

A pesar de que Santa Teresa del Tuy no tiene un folklore típico que la distinga. No podemos pasar desapercibida la tradicional costumbre de las parrandas de San Juan todos los años en los días comprendidos desde el 24 de Junio día de San Juan hasta el 29 de junio día de San Pedro y San Pablo, se realizan estas alegres y populares parrandas. No es posible hallarles un origen. Solo podemos decir que se llevan a cabo con mucho entusiasmo. Consiste en grupos de personas que se juntan para recorrer las calles de la ciudad bailando al son de tambores y se detienen en los negocios y casas de familia a cantar estribillos improvisados, los cuales son casi siempre productos de ingenio popular. Todavía esta hermosa costumbre no ha desaparecido en Santa Teresa del Tuy, y todos los años por las fiestas de San Juan se oyen por todas las calles el retumbar de los tambores.

CAPITILO XIII

EL DISTRITO INDEPENDENCIA Y PRIMER CONCEJO MUNICIPAL

El Distrito Independencia fue por Decreto de la Asamblea legislativa del Estado Miranda con fecha de 5 de Diciembre de 1967. Antes Santa Teresa del Tuy era municipio dependiente del distrito Paz Castillo, y sus rentas eran administradas por una junta administradora Municipal. En las pasadas elecciones del año de 1968 el pueblo eligió por primera vez los siete concejales correspondientes a este Distrito. En el año 1969 se constituyó el primer concejo Municipal siendo su primer presidente el señor José Rubén Núñez Echenagucia los otros Concejales Componentes de este Primer Cuerpo Edilicio fueron las siguientes personas: Ángel Manuel Alcalá, Guillermo Arturo Bolívar, Juan Manuel Castro Tovar, María Oller de Muñoz, José Guerra y Pedro Goita Machado. Cabe destacar la importancia vital que ha constituido para la Población de Santa Teresa del Tuy la formación de su Concejo Municipal. Todo el Progreso Material que se ha notado en este Distrito desde hace treinta mases para acá se debe a las iniciativas del Concejo Municipal cuyos miembros, hay que reconocerlo están impregnados de una profunda vocación Municipalista.

CAPITULO XIV

LUZ ELECTRICA Y CINE EN SANTA TERESA DEL TUY

Esta población comenzó a desprenderse de la lamparita de carburo y de la inseparable velita por el año 1918. Cuando una compañía de Ocumare, propiedad de un señor de apellido Casado, comenzó a surtir se luz particular a todos estos pueblos desde una planta denominada la Guamita. Pero ahora la Ciudad disfruta de los eficientes modernos servicios de Cadafe

El primer cine se estableció en Santa Teresa en la casa del señor Carmelo Russo, quien lo instalo en su propia casa, la cual estaba situada donde actualmente funciona el Supermercado Económico. Luego Carmelo Russo se lo vendió al señor José A. Otero, quien era una persona de mucha importancia en el pueblo por su gran espíritu emprendedor. Se dedicaba a varias actividades comerciales y poseía pilones y moliendas de maíz. Este señor mudo el cine para la casa donde ahora tiene asiento el Concejo Municipal. En el año de 1919 el señor Otero le vendió el cine a la compañía Sosa Rodríguez, la cual lo instalo en la casa que ocupa actualmente. Más tarde compro el cine un señor llamado Gaspar-Aguilar, quien a su vez se lo vendió al señor Vicente Delgado Alemán en el año de 1940.

CAPITULO XV

BOMBAS DE GASOLINA

La primera bomba de gasolina fue instalada en esta ciudad en el año 1926 por el señor Roseliano Sosa en la esquina donde está actualmente el hotel “Bella Nápoles” del señor Salvador Manmanna. Años más tardes el señor Avelino Hernández estableció otra en el sitio que hoy ocupa la bodega del señor José Galindo, en la intersección de las calles El Carmen y Falcón. En el año 1940 el señor Vicente Delgado instalo la actual Bomba Santa Teresa y el mismo en el año de 1952establesio la Bomba Guárico. En ese mismo fue instalada la Bomba Las Flores por el señor Félix Cubas.

CAPITULO XVI

ACUEDUCTO DE SANTA TERESA

Es evidente que cuando no había ninguna clase de acueducto el pueblo traía su agua del rio con barriles y latas. En el año de 1929un señor llamado Francisco García Pérez surtía de agua a la población con una bomba por medio la cual extraía del rio Tuy. En el año 1949 el Gobernador del Estado Miranda, Julio Cesar Vargas, hizo un nuevo acueducto. En el año 1958 el Dr. Ildemaro Lovera que asumió La Gobernación del Estado a raíz del derrocamiento de Pérez Jiménez, le hizo una aplicación al acueducto. Y en el pasado año de 1970 el I.N.O.S. concluyo el que existe actualmente.

CAPITULO XVII

MEDIOS DE COMUNICACIÓN.

Cuando no existían automóviles ni vías de comunicación, los medios de comunicación eran las mulas, burros y principalmente las carretas que traficaban por los llamados pasos que comunicaban el poblado con los lugares aledaños. La comunicación hacia Caracas se hacía en carretas por el Camino Real que, partiendo de Santa Teresa, se intercalaban con Soapire , Caisa y Maturín. En el año 1912 se inauguró el primer ferrocarril y en el año de 1926 el General Juan Vicente Gómez hizo construir la carretera de Petare a Santa Lucia.

El primer decreto para la construcción de la carretera de Santa Teresa a Altagracia de Orituco lo hizo el General Guzmán Blanco, quien ordeno su construcción al ingeniero Jesús Muñoz Tébar. Este trazo una rasante por la cual pasaron unos inmigrantes italianos que se establecieron en Agua Blanca. Esta carretera de Santa Teresa a Altagracia estuvo en la mente de todos los Presidentes, desde Guzmán Blanco para acá. La ordeno de nuevo el general Cipriano Castro y el General Gómez concluyo de ella un importante tramo en el año de 1926. Luego la siguió el General López Contreras, la volvió a decretar el General. Isaías Medina Angarita, la comenzó de nuevo la junta Revolucionaria de Gobierno del 18 octubre de 1945 y la concluyo finalmente el General Marcos Pérez Jiménez.

Ahora Santa Teresa del Tuy tiene fácil acceso a las demás poblaciones del Estado Miranda, y también a Caracas por la vía de Santa Lucia y por la autopista, tomando la carretera llamada la Raisa.

CAPITULO XVIII

MEDIOS ASISTENCIALES

El primer hospital que tubo esta ciudad lo fundo y construyo el recordado Padre Manuel Cañizares en la calle que por lo mismo llevo el nombre de Calle El Hospital. Cerca de la ferretería del señor Raimundo Álvarez. El funcionamiento del actual hospital que posee Santa Teresa arranca de una visita que hiciera a esta población en el año de 1938 el entonces Presidente de la Republica, general Eleazar López Contreras. Esto fue con motivo de inaugurar un nuevo servicio de ferrovías del ferrocarril Central. Entre Caracas, Ocumare y las poblaciones intermedias de los Valles del Tuy. En esa oportunidad el señor Presidente vino acompañado de su señora esposa. Doña María Teresa Núñez Tovar de López Contreras, del Gobernador del Distrito Federal General Elbanó Mibelli, del Gobernador del Estado Miranda, General Ramón Ayala, del Ministro de Sanidad. Dr. Julián García Álvarez y de otras importantes personalidades. Por cierto que hubo un pequeño incidente en ese viaje inaugural del Presidente de la Republica pues en la hacienda llamada “EL Sitio”. El carro N° 4 donde iba la comitiva Presidencial, sufrió un descarrilamiento debido a que uno de los durmientes de la vía estaba desajustado. No le quedó otro remedio a la ilustre comitiva que abordar un camión y continuar por una polvorosa vía de tierra hasta la hacienda Mopia, donde se les tenía preparado un agasajo. De Mopia vinieron al Pueblo de Santa Teresa. Fue en esa ocasión cuando un grupo de personas representativas de la población se acercaron al Ministro de Sanidad para plantearle la necesidad de en Hospital o Dispensario para Santa Teresa. El señor Ministro lo único que pudo prometerles fue que daría órdenes para que semanalmente vinieran de Ocumare un medico a Santa Teresa. En esto, el General López Contreras, muy observador y atento a todo aun cuando estaba ocupado con otro grupo de personas, sin embargo estaba poniendo cuidado a los planteamientos que se le hacían al Ministro de Sanidad y a la solución que el ofrecía. Enseguida se acercó al señor Ministro y le dijo: “Mire, Doctor, esta gente lo que quieren es su Dispensario aquí. Así es que, si ni hay dinero, mande a levantar unas planchas de zinc, sienta a la enfermera en un cajón y al médico en una silla de cuero, pero hágales su Dispensario aquí. De esta orden Presidencial arranco, por decirlo así, el Decreto del Primer Hospital para Santa Teresa del Tuy. Este comenzó a funcionar en el año de 1940 y su primer Director fue el Dr. José Sahagún Torres.

CAPITULO XIX

LOS VECINDARIOS DE SANTA TERESA DEL TUY

Desde tiempos inmemoriales Santa Teresa del Tuy ha tenido repartida la geografía que la rodea por sus cuatro puntos cardinales, en numerosos vecindarios o caseríos. La mayoría de los nombres de estos vecindarios no han desaparecidos, aunque algunos de ellos no están ahora poblados como antaño, motivado al éxodo campesino hacia la ciudad en procuras de mejores medios de vida, y también por el desalojo de los agricultores asentados dentro del área comprendida en las zonas del decretado Parque Nacional Guatopo. Por la parte sur se hallan los vecindarios de Agua Amarilla. La palma, Taguaza, Los Cajones, Casupo del medio, Casupo Hurtado, Morocopo, Agua Blanca y Gato Alzado. Por cierto que hay una anécdota que según dicen, le dio el nombre a este último nombrado caserío de Gato Alzado. Cuentan por esos lugares que ese nombre lo recibió de una mujer celosa que tenía su marido llamado Marcos Gracias. Este era un hombre bondadoso, pero le gustaba coger sus raticos libres y tenía una querida. Y cuando iban los amigos a la casa a preguntarle a la señora por Marcos, ella respondía, no de muy buen tono “no está aquí, esta como gato alzado”.

Hacia el este de Santa Teresa tiene algunos vecindarios como la Tortuga, Mopia, Las Monjas, Piedra Azul y Seuce.

Por el norte esta Pueblo Viejo y Buena Vista y hacia el Oeste se encuentran Tomuso, Dos Caminos, El Manguito y Cartanal.

CAPITULO XX

CENTRO SOCIAL CULTURAL “JUAN ESPAÑA”

    La grandeza de un pueblo no se aprecia solamente por su extensión territorial. Hay otros factores más elevados que contribuyen también a hacerlo merecedor de este adjetivo. Entre ellos figura en plano primordial el grado de cultura. Esta es la que hace a los pueblos fundamentalmente grandes y progresistas. Entre los habitantes de Santa Teresa se ha notado siempre una gran inquietud cultural. Esta población es ansiosa de cultura, la aprecia y sabe darle significación a todo cuanto representa un valor cultural. Hay que no son cultos ni tampoco quieren serlo ni tampoco se interesan por ello. El pueblo de Santa Teresa, aunque no haya llegado a un grado perfectible de cultura, sin embargo se nota en sus habitantes un interés por la culturización personal. Es un clamor de hace años la preocupación que ha mostrado este conglomerado para que exista un liceo donde puedan estudiar los hijos del pueblo. Aquí casi nadie se queda en sexto grado, pues  a costa de sacrificios acuden a otras ciudades donde haya liceo para continuar los estudios y superar la personalidad. Esta inquietud y preocupación cultural de los Tereseños se trasluce en el apoyo unánime y moral que en todo momento le han prestado a las iniciativas culturales que desarrolla el Centro Social Cultural “Juan España”. En muy pocas ciudades de Venezuela existe un Centro de Cultura organizado en la forma como funciona este Centro “Juan España”. No es un centro para venta de aguardiente ni mucho menos para garito de juego. Es una institución que cumple verdaderamente una misión cultural en favor del pueblo. Por sus salones han desfilados eminentes personalidades portadoras de la cultura, y han hablado para el pueblo sobre diversos tópicos de la ciencia. Los directivos de este Centro se han trazado una meta muy definida: la culturización del pueblo Tereseño. Gracias a la iniciativa de los personeros que llevan el timón de este Centro, el pueblo de Santa Teresa se ha dado el lujo de haber presenciado espectáculos culturales que nunca han visto otras ciudades de Venezuela. La inmensa trayectoria de actividades desarrolladas por este Centro en el campo cultural, benéfico y social son del amplio conocimiento de los Tereseños, motivo por el cual solo haremos de ellas una simple recordación. La historia de este Centro arranca de la preocupación de un puñado de jóvenes Tereseños ansiosos de dar salida y escape a sus inquietudes culturales. Este fervor juvenil se vio finalmente realizado cuando el día 8 de diciembre de 1951 se resolvieron a fundar un “Centro Juvenil Cultural”. La primera Directiva quedo formada de la siguiente manera: Presidente, Valerio Bolívar; Vicepresidente, Gladys Delgado; Secretario de Actas y Correspondencia, Gilberto Alcalá; Sub-Secretaria, Evangelista Rondón; Secretario de finanzas, Félix González; Secretario de Deporte Y Festivales, José Antonio Rodríguez; Secretario de Cultura, metodio Ibarra, y vocales: Gisela Alcalá y Elías Figuera.

    Este Centro Juvenil comenzó a desplegar una gran actividad y se sentía en el la presencia de unos jóvenes fogosos y entusiasta. Al año siguiente fundaron un Vocero Periodístico, el quincenario “Juventud”, que salió a la luz con un millar de ejemplar. Luego por iniciativa del mismo Centro se fundó la biblioteca popular a la que bautizaron con el nombre de Andrés Bello.

En el año de 1954 y debido a la afluencia de muchos nuevos miembros se resolvió denominar al Centro, en lo sucesivo: Centro Social Cultural “Juan España” y además se aprobaron sus nuevos estatus.

    Fue muy loable la idea de ponerle el nombre del gran poeta mirandino, nativo de Cua. Juan España. Fue muy acertada la escogencia, pues con ello se ha rendido una memoria a los valores intelectuales de estas regiones tuyeras. Efectivamente. Juan España fue un vate, autor de numerosas poesías, entre ellas “El Canto al Cucarachero”. Este gran trovador era bodeguero en El Valle, y en su bodega se reunían los poetas de la época, entre los cuales nunca faltaba el inmortal Andrés Eloy Blanco. El Centro Cultural “Juan España”  indudablemente merece el elogio y el reconocimiento de todo el pueblo de Santa Teresa por la gigantesca labor que ha venido desplegando desde su fundación en pro del bienestar y la cultura de esta comunidad, para la cual ha sido como un árbol prodigioso a la cual le ha repartido copiosamente la savia substanciosa de la cultura. Como hemos dicho anteriormente, en los salones de este Centro ha escuchado el pueblo conferencias ilustrativas  de las más brillantes personalidades de nuestro mundo intelectual, como el Dr. Luis Villalba Villalba, Presidente de la Sociedad Bolivariana, el ilustre ensayista  Aquiles Nazoa y el Presbítero Manuel Pernaut, eminente economista. 

      Se han presentado los mejores grupos teatrales del país, como El Teatro Universitario, el Grupo Teatral del Ateneo de Caracas. Han actuado excelentes grupos teatral del ateneo de Caracas. Han actuado excelentes grupos de danzas folklóricas, entre ellas “Danzas Venezuela”, grupo de danzas de la hermandad Gallega y los conjuntos folklóricos de Barlovento y el Tuy. Se han presentado famosos cantantes como Alfredo Sadel, Rosalinda García y Magdalena Sánchez y se han exhibido exposiciones de famosos pintores 

     Además de las vastas labores culturales, el Centro Social “Juan España” ha realizado una inmensa labor social, sobre todo efectuado verbenas a favor de varias instituciones como la iglesia Parroquial, el Colegio  Santo Ángel, la Escuela Técnica Comercial. “Padre Manuel Cañizares”. Además ha colaborado ampliamente con las autoridades Sanitarias en programas de divulgación sanitaria. Ha sido fundamental la participación del Centro  “Juan España” en la elevación de este Municipio a la Categoría de Distrito, pues de su seno salió la idea de formar y nombrar el comité pro Distrito en el año 1959.

     Casi todas las ideas y proyectos que se relacionan con el engrandecimiento de Santa Teresa, se maduran y se cuecen  en el seno de este Centro, y allí mismo el pueblo se escucha la explicación de los planes y proyectos. Dificulto que exista actualmente en Venezuela una institución que haya efectuado una labor de tan vastas proporciones como la realizada por el Centro Social Cultural “Juan España”. Este Centro trabaja desinteresadamente, pues siempre da y casi nunca pide. Su labor fue reconocida Públicamente en la Primera Convención de Instituto Culturales  del Estado Miranda, efectuada en la Ciudad de Guatire en el mes de Agosto de 1969. En aquella oportunidad el Centro Social Cultural “Juan España” mereció los mejores elogios de la Asamblea y fue presto como ejemplo a las demás instituciones  y a las Generaciones Presentes y Futuras de esta Región.

CAPITULO XXI

EDUCACION

     En Santa Teresa del Tuy, a pesar de ser un pueblo provinciano siempre ha existido interés y preocupación por parte de los padres en la educación de los hijos. Además de los Grupos Escolares  Nacionales y de las Escuelas Estadales existente, ha habido también pequeñas escuelas particulares. De manera que Santa Teresa ha tenido siempre a su alcance, aunque modestamente los recursos escolares suficientes para su población estudiantil. Actualmente existen en pleno funcionamiento los grupos escolares  “Ezequiel Zamora” en la Estación, el grupo escolar “Rio Chico”  en El Rincón, y el grupo escolar  “Román Valecillos” en Rancho Grande. Además funciona la Escuela Estadal “Dolores Gonzales” y la concentración Estadal en la Ceibas. Existe también un Kínder Municipal

     Debemos hacer especial mención del Colegio Particular “Padre Manuel Cañizares” que funciona con kínder, preparatoria y toda la primaria completa, y además tiene anexa una Academia Comercial.

     En este pueblo ha habido maestros celebres que han prestado a la colectividad una encomiable labor educacional. Hubo una maestra llamada Carmen María Maestre, que regento una Escuela Federal , la cual funciono primero en la casa donde actualmente reside el señor Vicente Delgado y luego estuvo ubicada en otros sitios. De esta insigne preceptora conservan los Tereseños un gran recuerdo por su gran  preocupación pedagógica. También se destacó la notable educadora señorita Dolores González, llamada cariñosamente Dolorita González Esta maestra murió del corazón en el año de 1946

        También en el año de 1924 hubo una escuela particular dirigida por un maestro llamado Prospero Carpio, que cobraba cuatro bolívares mensuales. Esta escuela funciono en el local donde está actualmente la floristería a la comandancia de policía, pero no duro mucho porque acabo con ella un Prefecto llamado Coronel Gregorio Guzmán Perales, el cual hizo preso al maestro y la escuela desapareció.

 CAPITULO XXII

EL ORFEON  “SANTA TERESA DEL TUY”

       Una prueba más de los que anteriormente hemos afirmado sobre el ansia de superación cultural que anida en el alma de los Tereseños, es la existencia del famoso orfeón “Santa Teresa del Tuy”. Fue fundado el 28 de mayo de 1960, siendo su primer Director el profesor Pedro Liendo. En el año 1964 reorganizada por el Profesor  Juan Bautista Medina, quien es su actual Director. Por ser muy bien escogidas y seleccionadas las maravillosas voces que lo componen, ha progresado de tal forma que ha alcanzado un alto grado de envidiable acoplamiento. Actualmente lo componen alrededor de cuarenta y cinco voces repartidas entre contraltos, sopranos, bajos y tenores. Ha adquirido gran categoría y no se ha conformado en circunscribir sus actividades solo a estas población, sino que en muchas oportunidades ha ido a poner alto el honor y buen nombre de los Tereseños tanto en la capital de la Republica como en otras muchas ciudades del país y aun en la misma televisión. Por este motivo Santa Teresa del Tuy debe sentirse orgullosa de poseer un orfeón de esa categoría, haciendo notar especialmente que la existencia de este Orfeón es otra iniciativa del Centro Social Cultural “Juan España”.

CAPITULO XXIII

EL POETA METODIO AURELY

     En este hermoso pueblo de Santa Teresa del Tuy, dulcemente anidado entre verde montañas donde tiene su imperio la nobleza de los corazones, las musas de la poesía han viajado desde lejanas distancias abandonado su trono recóndito y excelso para posar su excelso para posar su espíritu en el alma de Metodio Aurely, el poeta de Santa Teresa. Es interesante la obra que este joven intelectual Tuyero. Es periodista, ensayista, cuentista y sobre todo un fino poeta. Como periodista ha colaborado como corresponsal en los Diarios “Ultimas Noticias”, “El Mundo”, y actualmente en “El Universal”, siendo corresponsal de INNAC. Entre sus obras importantes merecen destacarse: “Savonara” o “Adiós para siempre”, “Palabreo”, un poemario popular que saldrá a la luz con ocasión del Bicentenario. “Despolos del olvido”. “Si mi voz fuera de siglo”, “Alma de Artista” y además algunos cuentos, entre ellos “El Lisiado”. De manera que este año Bicentenario se Santa Teresa nos ha brindado la oportunidad de recordar a los hijos de este pueblo que con su talento han creado fuentes de información y de recreación para los espíritus  ansiosos de alimentarse con el dulce manjar que nos brinda el arte literario.

CAPITULO XXIV

LOS FORJADORES DE SANTA TERESA

     Muy bien lo dijo nuestro gran Libertador Simón Bolívar: “Los pueblos serán lo que sus habitantes quieren que sean”. Por eso Santa Teresa del Tuya a través  de toda la evolución de su progreso ha sentido la mano dinámica y el impulso creador de muchos hombres, que han contribuido a hacer de ella una ciudad pujante. Y no solamente en el campo financiero y del trabajo creador, sino también en el campo de las letras. No todos son nativos de Santa Teresa y algunos de ellos ya pagaron su tributo al espíritu del tiempo, pero con su actividad creadora contribuyeron a marcar la ruta del progreso de esta ciudad. Entre los fallecidos merecen especial mención el General Elbanó Mibelli, dueño del ingenio Mopia, José A. Otero. Sebastián Suarez, el Presbítero Manuel Cañizares y muchos otros. Entre los que actualmente componen la vida activa de Santa Teresa del Tuy debemos mencionar de manera muy especial al señor Vicente Delgado Alemán, que siempre ha contribuido a su progreso y en todo momento ha acudido con prontitud a todos los sitios donde ha sido requerida su presencia para tratar problemas relacionados con el engrandecimiento de Santa Teresa. Fue uno de los grandes impulsores del establecimiento en esta ciudad de la Sucursal del Banco Unión. Nació en esta población el día 7 de marzo de 1910 y se estableció como comerciante desde 1926. A esta ciudad le ha dedicado su vida, su trabajo y su sudor. Casado con la señora Estela Sosa de Delgado, tiene cuatro hijas en el matrimonio de nombres: Gladys, Aura, Carmen y Nereyda. Igualmente debemos destacar la vida ejemplar y la labor tesonera de los hermanos Pérez Veliz. Ellos son también forjadores de Santa Teresa por su espíritu emprendedor, por su trabajo y abnegación. El señor Raimundo Álvarez, comerciante establecido desde hace años, es también un factor importante de progreso para Santa Teresa. Los hermanos Manuel y Carlos Suarez, ganaderos y criadores, han sido una fuerte columna de la prosperidad Tereseñas. Hay también numerosos extranjeros que han formado aquí sus hogares y se dedican al trabajo y a la vida creadora. El señor Salvador Manmanna, dueño del hotel “Belia Nápoles”, merece, no una simple mención, sino un capítulo aparte por la grandiosa colaboración que siempre ha tenido con el pueblo y con las autoridades para mejoramiento de Santa Teresa. Merecen también un digno reconocimiento los hermanos Sánchez Maceira, los hermanos Costanzo, los hermanos Daoud, los hermanos Babikian, Ignacio Pérez Hernández, Hilario León, febles y muchos otros, que se me escapan de la memoria y que se sería imposible enumerar en el reducido espacio de que dispongo en estas cuartillas. Y si es en el campo intelectual ya hemos hecho una reseña muy particular del poeta y periodista Metodio Aurely.

     Santa Teresa del Tuy ha Producido hijos valiosos que a través de un gran esfuerzo y de una superación personal han puesto muy en alto el gentilicio que los honra. Entre ellos debemos destacar al joven periodista Gilberto Alcalá. Hijo de este pueblo, procedente de honorable familia, se ha remontado a las alturas y hoy día ocupa sitial importante en el ámbito Nacional como consumado periodista y excelente profesor universitario. Hay otro hijo de Santa Teresa que merece en este Bicentenario todos los reconocimientos, pues toda su vida desde la mocedad la ha dedicado a lograr que este pueblo sea lo mejor de Venezuela. Me refiero a Herman Legter. Tereseño de pura cepa. Se puede decir que es el animador, el actor intelectual, el proyectista de todas las cosas grandes que se han hecho para Santa Teresa. Pero al lado del hombre empresarial, del hombre intelectual, tenemos la figura del humilde hombre popular que no habrá descollado en el campo de las letras ni de las finanzas, pero ha formado aquí su familia, ha levantado un hogar y unos hijos, y a través de muchos años ha sido testigo del desarrollo y de la vida de este pueblo, ha compartido con el los días malos y los días buenos a través de su modesta participación en las Juntas Comunales y otras pequeñas actividades ha dado su aporte al crecimiento y evolución de este pueblo. Pedro Antonio Peña nació en Charallave, pero lleva 46 años establecido en Santa Teresa, lo que le da título suficiente para considerarse más que hijo de este pueblo.

   Ha sido dos veces Presidente de la Junta Comunal y en otras modestas actividades ha sido también factor en el desenvolvimiento de esta Comunidad. El señor Agustín Poleo. Hombre del pueblo, sincero, cordial y comprensivo. Hondamente preocupado por los problemas de Santa Teresa, en la cual es nacido y criado. Siempre dice presente en todas las asambleas y reuniones donde se ventilan los problemas de su pueblo. También entre los hilos meritorios que Santa Teresa contemplar en este Bicentenario se encuentra el apreciado maestro Anselmo Soto Director de la Banda de Música. Es maestro de generaciones. Su vida honorable, digna y callada es para todos los Tereseños un grato ejemplo en este Bicentenario. A las personas que aquí no menciono les agradezco no lo consideren como una segregación, sino a factores de espacio y de tiempo, ya que sería un nunca acabar si nos ponemos a enumerar a todos los ciudadanos meritorios que han contribuido con su intachable vida y su ejemplo a la grandeza de Santa Teresa. 

CAPITULO XXV

SANTA TERESA INDUSTRIAL

     A Santa Teresa del Tuy le ha llegado la hora de su industrialización. Cada vez es mayor el crecimiento número de industrias que vienen a establecerse en esta región, atraídas por la amigable acogida que le brindan las autoridades, por la facilidad de adquisición de terrenos para este fin y por el fácil acceso a la capital de la Republica por diferentes vías. Solo a escasos diez Kilometro de Santa Teresa se encuentra el Frigorífico El Tuy. Es un moderno matadero que está considerado como el tercero de este tipo  en Latinoamérica. Fue inaugurado en diciembre de 1967 y está hecho para una capacidad o cupo de beneficio diario para reses, de 1.200 cabezas para porcinos, 1.200 cabezas y para caprinos 500 cabezas. Pero actualmente solo se beneficia el 33% del cupo de animales establecido. Para el gobierno y administración de este Frigorífico se constituyó una Compañía Anónima el 24  de febrero de 1.965 con un capital de  5.800.000 bolívares, el cual actualmente ha sido aumentado a la cantidad de nueve millones de bolívares. En este frigorífico trabajan alrededor de 130 obreros. Es un matadero modelo que funciona observando las normas sanitarias con todas las reglas. Ahí todo se aprovecha, pues los desperdicios se utilizan para fabricar alimento de ganado y la misma sangre es aprovechada para hacer harina de sangre.

     Otra industria importante que funciona en Santa Teresa es la Corporación Industrial TRIPLEX S.A., la cual se dedica a la fabricación de Contraenchapados. Fue fundada el 1° de enero de 1.962 y en ella trabajan alrededor de 220  personas entre hombres y mujeres.

     También existe la fabricación de Electro-Conductores o fábricas de cables, la Acetra que fabrica rines para carros, la moderna fábrica de pilas de Yonekura Industrial C.A y muchas otras industrias.

CAPITULO XXVI

 EL CASTILLO FEUDAL DE SANTA TERESA

     Para deleite de sus visitantes ha tenido suerte Santa Teresa del Tuy en haber sido escogida como zona favorita por los inspiradores de cosas llamativas. El Supremo Creador fue el primero en circundarla con el paisaje que nos ofrece la bella topografía de las verdes colinas que la rodean, con la majestuosidad del Parque Guatopo y con la poética inspiración de sus lindos atardeceres.

     Todo esto y muchas cosas más las tenemos en Santa Teresa. Cuando hablamos de un castillo nos viene a la mente la idea de algo majestuoso, imponente. Baste decir que eran la morada de reyes y emperadores. Al nombrarlos nos llena de impresión la majestuosidad de sus torres, sus patios y fortalezas. Los castillos constituyen el testigo perenne de un pasado poderoso. Son el lugar obligado de visita para los miles de turistas que cruzan diariamente los mares para contemplarlos en la vieja Europa de los reyes y los emperadores, y en la lejana Asia de las cruzadas. Pues bien, como caso excepcional de las demás ciudades de Venezuela, aquí en Santa Teresa del Tuy tenemos también un estupendo castillo. A solo diez minutos de la ciudad, a la orilla de la carretera La Raíza asoma la majestuosidad de su torre. Lo hizo construir el Doctor Eugenio Medina H., tratado de copiar el modelo de una edificación hacha por el rey de Babilonia. Nabucodonosor II 575 años antes de Cristo. De modo que la fachada de este castillo es una copia de la puerta de Istar, diosa  del amor y de la guerra, que hizo construir este famoso y antiguo rey.

CAPITULO XXVII

TIERRAS PARA SANTA TERESA

     El hoy Distrito Independencia del Estado Miranda integrado con el solo Municipio Santa Teresa, tiene sus tierras propias, de conformidad con el documento (Titulo Supletorio) protocolizado en la Oficina Subalterna de Registro del Distrito Paz Castillo de este Estado con fecha 17 de junio de 1.916, bajo el n° 33, folios del 32 al 37 Protocolo Primero, Segundo Trimestre. En dicho documento están demarcados los linderos de la siguiente manera: Naciente, partiendo de la desembocadura de una quebrada que se conoce con el nombre de “ La Mora” y la cual desemboca en el rio Tuy, frente de los terrenos El Cujíal, propiedad de los Castillo. Se sigue el Tuy aguas arriba hasta llegar a la desembocadura de la quebrada “El Habanero” y entonces se sigue aguas arriba de la quebrada última nombrada hasta llegar un poco más arriba de donde atraviesa el Camino Real entre esta población y Caracas, donde actualmente se haya un rancho de paja de María Sergia Cañongo. En este punto se abandona el curso de El Habanero se sigue el de un cañado que le cae a la quebrada y que nace entre unos cotoperices que están en el cerro “Buena Vista” y el actual Matadero Publico. De aquí se sigue hacia el naciente por toda la fila del citado cerro de Buena Vista hasta llegar al nacimiento de la quebrada “La Mora” y aguas arriba se sigue el curso de estos hasta su desembocadura en el rio Tuy. Ahora bien, en este Distrito Independencia de reciente creación hasta la presente fecha no se ha planteado el problema de sus ejidos, de los que tanta necesidad tiene, a fin de expandir la población con las facilidades propias del contrato de Enfiteusis, donde el pago de los cánones anuales es mínimo y de fácil acceso para la gente escasa de recursos. Y esta es una necesidad vital, pues aquí hay tierras propias pero no hay terrenos ejidos, porque se creó el Distrito pero no se le delimitaron sus ejidos. Este problema de Santa  Teresa tiene que ser resuelto a la larga por los Organismos competentes del Estado.

 Cuadernos de Historia Regional

Los Valles del Tuy

Del granero al desastre

Textos: José Luís Farías Correa

Ilustraciones: Ramón León

 

Presentación

Todos los pueblos, por pequeños que sean,

Tienen su historia. De ella aprender a conocer

Mejor de donde vienen, y de ella obtienen la

La fuerza necesaria para enfrentar con más vitalidad

Su futuro.

Conocer la historia de nuestro país, aprender

La historia de nuestro estado y que cada pueblo

Perciba los hechos históricos que le han dado

Estructura, es una tarea primordial para la memoria

Colectiva.

El programa Historia de Nuestra Identidad Regional

Intenta darle respuesta al proceso de desintegración

Que están sufriendo nuestras poblaciones, y tienen

Como objetivo central proporcionar a nuestros jóvenes

Y niños una herramienta que los motive a continuar en

La búsqueda de sus propias raíces.

Nuestra historia es lo que nos hace un pueblo con

Ideales y objetivos comunes. Revalorizar aquello que no

Es común, revitalizar lo que es capaz de despertar un

Orgullo y una emoción colectiva NUESTRA HISTORIA

Es el motivo central de este programa. Esta es la respuesta del gobierno de Miranda,

Arnaldo Arocha

Decreto sobre el Estudio de

La Historia e identidad regionales

ARNBALDO AROCHA VARGAS

Gobernador del Estado Miranda

En uso de sus atributos legales:

Considerando:

Que la historia y las manifestaciones culturales tradicionales son las que identifican al estado miranda en el contexto cultural nacional.

Considerando:

Que debemos enriquecernos de estas manifestaciones que forman parte del acervo legado a esta generación por nuestros antepasados

Considerando:

Que la práctica de estas manifestaciones crea arraigo y pertenencia sobre nuestro ámbito, concientizándonos en la defensa del mismo

Considerando:

Que la integridad de estas manifestaciones se encuentra amenazada por la transgresión constante y el desfase cultural que actualmente vivimos.

Decreta:

Artículo 1.  La creación del programa Historia de nuestra identidad regional, para ser insertado en el pensum de ciencias sociales de la Escuela Básica a partir  del año escolar 90-91, en los institutos educacionales dependientes del Ejecutivo regional.

Artículo 2. El Secretario General de Gobierno, la dirección de Educación y la dirección de cultura quedan encargados de la ejecución del presente Decreto

Dado, firmado y sellado en el palacio de Gobierno, en la ciudad de los Teques, a los quince días del mes de febrero de mil novecientos noventa años, 179º de la independencia y 130º de la federación    DR. Arnaldo Arocha Vargas                             

Al lector

           El silencio ha sido el manto que nos ha llevado a la historia como seres anónimos, sin existencia propia… aparecemos en los libros como hombres sin rastros, sin destinos, sin pasado.

          Ya no es posible ocultar nuestra presencia, más allá de la denominación etérea de pueblo o del punto imperceptible en el mapa.

Nuestro pueblo, nuestra gente toma, con la pluma en las manos, su destino para arrojar luz sobre el camino. Para exaltar nuestros propios héroes, nuestra diaria batalla, nuestros consumados logros.

         Esto requiere de un esfuerzo, de una voluntad superior. Asumir la palabra no es fácil y no está exenta de tropiezos;   pero tenemos que tomar el espacio y recuperar el tiempo perdido.

          En un esfuerzo colectivo de años, las comunidades del estado Miranda hemos expuesto en diversos escenarios la necesidad de asumir la historia como0 el patrimonio esencial que puede alimentar nuestra identidad.

        En la memoria de nuestros queridos viejos, en los amarillentos y apolillados papeles archivados en estantes olvidados, en nuestro diario parlar, a todos nos pertenece.

        Hoy presentamos una colección de cuadernos elaborados en las comunidades mirandinas  al calor del trabajo cultural, de sus promotores, sus creadores, sus cronistas, en los centros de investigación; con la contribución de un equipo de especialistas, para retomar el camino de la historia y dárselos a nuestros niños y jóvenes mirandinos en un lenguaje especial.

       Transmito las verdades que tenemos a la mano. Las que conocemos, a riesgo que el futuro nos las corrija, pues de esto se trata. Afrontar al enemigo aunque unos los hayan reunido para acechar en las sombras.

Estas páginas muestran ese transcurrir,  sin apartarlo definitivamente. Corresponde a todos los mirandinos: los padres, maestros e investigadores asumir el reto con dignidad para preservar nuestra identidad y nuestra patria. Este camino solo es transitable si reconocemos al pueblo. Su labor y permanencia, en oposición a las manipulaciones utilitarias y efímeras.

José tomas Ponce longa: coordinador de investigación

Índice general

Los efectos de la lucha anticolonial en el tuy……………………………………………………………………..7

El cultivo de café se expande en la región………………………………………………………………………….9

El cultivo de la caña de azúcar también crece………………………………………………………………….11

El tuy: granero de Venezuela……………………………………………………………………………………………13

La crisis del esclavismo en el tuy……………………………………………………………………………………..16

La falta de trabajadores en el proceso de la región………………………………………………………….18

Los hacendados proponen el traslado de campesinos……………………………………………………..20

Los caminos de los valles del tuy……………………………………………………………………………………..21

Para los hacendados carretera= “progreso”…………………………………………………………………….23

Las presiones surten un primer un primer efecto…………………………………………………………….24

Tomas Lander denuncia la corrupción……………………………………………………………………………..25

Se inicia la construcción de la “carrera del sur”……………………………………………………………….27

Dionisio Cisneros, ¿bandido realista o caudillo campesino?................................................28

La violencia viene de la oligarquía……………………………………………………………………………………30

La respuesta de la violencia a la oligarquía son las insurrecciones campesinas………………..33

Se inicia el siglo xx…………………………………………………………………………………………………………..36

El ferrocarril llega tarde…………………………………………………………………………………………………..37

Las carreteras gomecistas en el tuy…………………………………………………………………………….…..39

Modernización, represión y entrega del país por la dictadura gomecista…………………………41

Lo corrupción gomecista en la región………………………………………………………………………………42

La región no crece, se estanca…………………………………………………………………………………………44

Ahora creció pero a un costo muy elevado………………………………………………………………………46

Los efectos de la lucha anticolonial

En el tuy

          La guerra colonial en Venezuela deja severos estragos  en pérdidas de vidas humanas  y de cuantiosos recursos económicos. Los pueblos de nuestra región tuyera no son la excepción; en ellos también se dejan sentir los efectos perniciosos de la violencia.

         A comienzos  de la cuarta guerra mundial  en 1810, las comarcas tuyeras reunían 20.338 habitantes de diversos origen técnicos-social, pero mayoritariamente población esclava negra y parda o mestiza. Los esclavos sumaban, ese año, 1.669 personas, 37% del total de los moradores de la región, y más de la mitad en pueblos  tan importantes como Ocumare y San Francisco de Yare.

       Con el violento transcurrir de la lucha anticolonial la población de la región disminuye en más de tres mil habitantes, en su mayoría esclavos que aprovechan la situación, para fugarse conseguir su libertad. Para 1817, las matriculas eclesiásticas_ especie de censos de población elaborados por los curas párrocos de los pueblos- registran una disminución de población. Hay ese año apenas 17.018 personas en la región del tuy.

     En 1820 la región aumenta a 19.182 habitantes; en 1833, asciende a 25.520 habitantes. Este incremento es debido a la captura de muchos esclavos fugados o al regreso de otros, forzados por las dificultades que encuentran para adelantarse en otros lugares y gozar plenamente de su libertad como seres humanos; para 1839 disminuye a 21.633 habitantes, a consecuencia de conflictos en la región: y en 1855 sube notoriamente a 42.151 habitantes, como resultado de una relativa recuperación económica producto del cultivo de café.

       La recuperación económica en el tuy es el principal factor del crecimiento  sustancial de la población en la región durante la primera mitad del siglo XIX. Así es, gracias a las enormes posibilidades de sus suelos para las actividades agropecuarias y a su privilegiada posición geográfica, lo cual hace posible su comunicación con caracas y pueblos vecinos, con los Llanos, los Valles de Aragua y las tierras de Barlovento.

         El restableciendo económico en el tuy se produce a pesar de la crisis de algunos cultivos como el del añil, que en los años finales del siglo XVIII dio tan excelente resultado y beneficios económicos a sus propietarios, pero que comienza a decaer con rapidez, hasta desaparecer totalmente para mediados del siglo XIX. Ocurre como resultado de la baja de sus precios en los mercados mundiales, a consecuencia de la sustitución de la tinta de añil por otros tipos de tinta producidos por la incipiente industria química europea.

       Y también crece en el tuy pese a la crisis del cultivo de cacao. Su principal fuente de riqueza durante la colonia. El exótico fruto cae en niveles considerables a lo largo de todo el siglo XIX, debido a la perdida de mercados, al abandono y descuido de las haciendas y a la falta de esclavos para la atención de su cultivo.

       A partir de la segunda mitad del siglo XIX la situación se complica en la región. La población se estanca por momentos y hasta se produce con las guerras civil, en especial, con la guerra federal o “Guerra Larga” , entre 1858 y 1863. De acuerdo con el censo de 1873, la población baja a 40.992; vuelve a crecer a 44.475 habitantes, en 1881; y disminuye a 39.487 habitantes, en 1891, a causa principalmente de las enfermedades.

 

El cultivo de café

Se expande

En la región

       Con el cultivo del café ensayando en la región desde varias décadas atrás, como salida a las crisis en la explotación del cacao desde fines del siglo XVIII, se inicia un nuevo ciclo de vida en la región.

         Las tierras son muy favorables para el desarrollo del café, de acuerdo con la opinión de los observadores de la época y los resultados positivos del cultivo.

         En los años iniciales de vida republicana, el café comienza a ganar terreno frente al cacao. Para 1830 ya lo desplaza como principal producto de explotación de la economía venezolana.

        Para 1833, existen en el cantón de Ocumare, que incluye a los pueblos de Ocumare, Yare, Charallave, Independencia, Cua y Tacatá, 74 haciendas de café; en 1855 aumenta a 156 haciendas, que producen un promedio anual de 40.525 quintales de café.

        Las haciendas de café se duplican, mientras las de cacao se reducen en 68haciendas en 1833 a 16 en 1855, disminuyendo así en sus tres cuartas partes.

       Aparte del cantón de Ocumare la expansión del café ocurre en el canton de santa lucia y santa teresa. Allí se registran otras 29 grandes propiedades con 817.000 plantas en otros pueblos de la región y una 30 nuevas haciendas se inician para el dicho año de 1833. En 1855, aumentan a 67 las haciendas, que producen un promedio anual de 16.530 quintales de café.

     El cultivo de café se expande espectacularmente. En 1855, ya son 223 las grandes haciendas cafetaleras en la región tuyera, y aumentan a 274 en 1873. Para este último año también existen  pequeñas pero significativas propiedades cafetaleras, 64 de ellas ubicadas entre cua, Charallave y tacatá; y otras 59 pequeñas haciendas hacia el norte de santa lucia y santa teresa.

      Este crecimiento implica la sustitución de muchas haciendas de cacao y añil por café. Pero lo más importante es la incorporación de tierras vírgenes, producto de un importante esfuerzo colonizador, con el cual surgen nuevos caseríos.

      Gran parte de estos poblados se forman hacia las tierras altas de la serranía del interior, en dirección de sucuta  arriba. Uno de ellos es la democracia, creado en 1875 bajo el nombre de guzmán blanco, gobernante del país en ese tiempo. Este pueblo cuenta en 1881 con 748 habitantes.

    En esas tierras se establecen grandes haciendas de café, entre ellas las de santa Rosalía, tiarita y palomas. En caso de que esta última, ubicada acerca de 1.000 metros de altura, en 1833 tiene alrededor de un millón de árboles y se utilizan novedosos aparatos hidráulicos para beneficiar el café.

        Muchas de esas haciendas  dan lugar al surgimiento de caseríos que permanecen hoy en día, en la mayoría de los casos con el mismo nombre. También. Al impulso de la colonización de tierras para el cultivo de café, se fortalece el crecimiento de los caseríos y tacatá arriba y Altagracia de la montaña

El cultivo de la

Caña de azúcar también crece

         Un caso parecido al auge del café en el tuy sucede con la caña de azúcar, solo cultivada durante los tiempos coloniales en unas ocho haciendas, aproximadamente una por cada pueblo, porque el producto de este cultivo era monopolio de unos cuantos funcionarios del gobierno colonial de la región, a pesar de ser tan necesario para asegurar el abastecimiento den azúcar a la población, dado su carácter indispensable para la dieta alimenticia de todo ser humano.

      También se utiliza para la producción de aguardiente, producto de alto consumo en la región, a la venta en las guarapearías de cada pueblo. Allí concurren los hombres todos los fines de semana, para emborracharse, después de las fatigosas jornadas de   trabajo de campo; costumbre esta que permanece durante todo el siglo XIX y se extiende hasta nuestros días.

       En esas tertulias de fines de semana los hombres se reúnen a jugar gallo, dados naipes, y a discutir sus asuntos personales y políticos. Estos encuentros son también ocasión propicia para el desarrollo cultural de la región; en ellos se canta y se improvisan versos a la luz del aguardiente de caña, interpretados en golpes tuyeros, principal expresión musical de la región.

        Para 1833, son 23 las haciendas de caña de azúcar con trapiche y 190 tablones de caña cultivados, con una productividad de 60 arrobas de azúcar y 1.580 cargas de papelón; también se cuentan 4 alambiques que producen 1.069 cargas de aguardiente.

     Dos décadas después, en 1855, el cultivo ha aumentado a 35 haciendas, con trapiches y 709 tablones de caña cultivados, lo cual nos dice que la explotación de la caña de azúcar, en breve tiempo, se triplica.

      A finales del siglo XIX cobra aun mayor importancia. En 1873 existen 42 haciendas con trapiche y son varios alambiques para destilar.  Además, hay dos grandes destilerías ubicadas en la región, para producir aguardiente y abastecer de este producto  a caracas, así como a otros poblados cercanos y alejados de la región del tuy, y hasta para la exportación.

 

El Tuy granero De

Venezuela

   La expansión económica del tuy durante el curso del siglo XIX no solo se apoya en el café y la caña de azúcar; otras nobles producciones agrícolas y agropecuarias se incrementan 3en la región.

     En esos años nuestra región es conocida como el “granero o la despensa de caracas”. En 1827, José Rafael  Revenga, asesor económico del libertador, escribe: “son el granero y la tierra de nos suministran cuantos frutos se exportan”.

    Se convierten nuestros valles y montañas en la mayor fuente de provisiones alimentarias de la capital de la Republica y de muchas otras poblaciones.

         Las noticias sobre las enormes virtudes agrícolas de nuestra región son numerosas; se señala que el trabajo de esclavo y campesinos libre sostiene con sus producciones buena parte de los requerimientos alimenticios de la ciudad de caracas.

       En una de esas descripciones se dice: “el camino predilecto para mí, el que miro con afecto, el del tuy, este es el que conduce al granero de caracas.

   Se repite hasta el cansancio que en nuestras tierras “son abundantes los plátanos,  cambures, ñame y otras raíces alimenticias, frutas de todas clases, y especialmente los nísperos, riñones y zapotes de mame”.

       También son un privilegio en la producción de abundantes legumbres como  “guácaros, tapiáramos, frijoles, quinchonchos”. Y hacia los lados altos de Amarillo y Guíeme las caraotas tienen elevados rendimientos de hasta 4.000 fanegas anuales.

        Nuestros campos se encuentran de hortalizas y árboles frutales;  de nuestras tierras salen innumerables sacos de naranjas, aguacates, piña, plátanos, lechosas; huacales de gallina y pollos; maderas en trozos y aserrada, piedra para la construcción, montañas de leña y carbón de cují utilizados como combustible.

     En el cantón de sabana de Ocumare, que incluye a los pueblos de Ocumare, Cua, Yare, Charallave y Tacatá, de acuerdo con los datos del geógrafo Agustín Codazzi, para 1833 se produce anualmente 23.130 fanegas de maíz, 25 quintales de algodón y 1.084 fanegas de legumbres de todas las especies.

      Además, hay 27 queseras donde se produce 1.084 arrobas de los sabrosos quesos de mano y de cincho. Existe una importante cría de ganado, tanto para el uso alimenticio como para la carga, el transporte de personas y el trabajo de la tierra. El dicho año de 1833 hay 162 bueyes, 120mulas de carga, el transporte de personas y el trabajo de tierra.  El dicho año de 1833 hay 162 bueyes, 120 mulas de cargas, 518 burros, 690 caballos y yeguas, 96 mulas carreteras, 310 burros de cría, 1.004 vacas, 2,755 cabras y 4.100 cerdos. Por el bosque se encuentran “multitud de cuadrúpedos de las especies que provienen  de las especies anteriores que proveen de abundante cacería,  y abundantes maderas de construcción y tinte”

      En el cantón de Santa Lucia, formado por el pueblo de este mismo nombre y el de Santa Teresa, Codazzi señala que “el arroz fructifica extraordinariamente, se recojen 2.000 fanegas especialmente hacia Santa Teresa. De maíz se recojen 18.000 fanegas”

     En el informe hecho por el historiador Telasco Mac pherson, conocido como el Diccionario del estado miranda basado en el estudio de Codazzi, se reseña que en el cantón de Santa Lucia, el cultivo de los campos y acarreo de los frutos se emplean 50 bueyes en los trapiches, porque allí no se hace uso del arado y la feracidad del terreno no lo necesita. Dice también que se utilizan 160 burros de cargas y 380 burros y “en sus parados se crían 200 caballos y yeguas. 20 mulas serreras   y 200 burros, 1.200 vacas en las queseras que producen 2.000 arrobas de queso, 2.000 reses de todas las edades y 3.500 cerdos”.

     Aparte de todo esto la producción artesanal también se desarrolla; en ella destaca una importante jabonería

La crisis del esclavismo

En el Tuy

       En el tuy se registra un relativo crecimiento económico, con algunos momentos de decadencia durante el siglo XIX. Pero los esclavos negros y pardos ya no son los principales brazos protagonistas de ese crecimiento, a pesar de haber sido la columna vertebral de la economía tuyera en la colonia y, menor escala, a comienzos del periodo republicano.

     Con la guerra anticolonial ya lo hemos dicho_ muchos esclavos se fugan. Aunque una gran parte de ellos son capturados u obligados a regresar por las penurias vividas, producto de la falta de recursos y las continuas persecuciones de sus amos, el régimen de trabajo esclavo va perdiendo importancia con el tiempo.

    La decadencia del esclavismo es resultado de la severa disminución del tráfico internacional de esclavos, los escases de dinero para adquirirlos, las leyes y decreto de manumisión de esclavos, surgidas bajo presión del libertador Simón Bolívar y otros abolicionistas de la época, y, sobre todo, por permanentes luchas de los propios esclavos para obtener su preciada libertad.

      En 1810 hay en los valles del tuy  7.669 esclavos; en 1817, al calor de la guerra de Independencia,  disminuyen a 4.702 esclavos. Para 1820, muchos han regresado y sube el número a 6.758, esclavos, pero, al cabo de más de una década, en 1833, el censo realizado informa sobre una disminución: solo hay 5.359 esclavos.

     La oligarquía terrateniente y esclavista trata de frenar al máximo la progresiva disminución de esclavos en la faenas agrícolas en la región. Las propias leyes de manumisión, que en forma cínica critican permanentemente oligarcas, son utilizadas como instrumentos para preservar en decadente régimen esclavista.

     Por eso, en la ley de 19 de julio de 1821 sobre la libertad de pardos, manumisión y obligación del tráfico de esclavos, establecen que los esclavos nacidos antes de la ley, pueden obtener su libertad por distintas vías, pero muy especial indemnizando a sus amos, pagando el derecho a ser libres, convirtiendo así la ley en un freno para la obtención de libertad de los esclavos.

        Además, los esclavos, o los hijos de estos que logran alcanzar la condición de manumisos, son muy pocos y están sometidos a tratos muy bochornosos, con permanente violación de los acuerdos sancionados en las Juntas Manumisión

      Un ejemplo de este tiempo de tratamiento lo presenta el historiador tuyero Gerónimo Herrera, al citar el caso del manumiso Carlos José, de Ocumare del Tuy. Al ser interrogado Carlos José, el día 6 de diciembre de 1814, por los miembros d la junta Manumisión  cantonal, “manifestó su resolución de no contratarse con su antiguo patrón: se le pregunta nuevamente, e insiste en su negativa” y debido a su posición “se clasifica esta resistencia como un acto irrespetuoso y a pedimento del representante se le conduce a la cárcel”.

      Con este tipo de medidas, a pesar de estar Carlos José en su derecho por ley, “ningún otro se atrevió a manifestar repugnancia en continuar con su anterior patrón. ¿Y quién podría hacerlo teniendo a la vista lo sucedido a Carlos José?”…..

La falta de trabajadores

Y el progreso de la región

El crecimiento económico en del tuy, a lo largo del siglo XIX, permite superar sus gravedades y efectos iniciales de la violencia de la lucha anticolonial, que da cuentas de muchas haciendas de la región arrasadas y quemadas en el marco de los enfrentamientos bélicos.

     Pero aparecen nuevos inconvenientes, al lado de la pertinaz violencia de las insurrecciones campesinas que tienen entre sus principales  escenarios a nuestros hermosos valles y montañas.

       Uno de los problemas que interrumpe,  de acuerdo con los hacendados de la época, un mayor y mejor aprovechamiento económico de la región, es la ausencia de trabajadores, dada la crisis del régimen de explotación esclavista, originando la queja permanente de los propietarios. Ello, a pasar del indiscutible incremento poblacional registrado en la región en la primera mitad del siglo XIX.

    En diversas comunicaciones dirigidas al gobierno, los hacendados plantean el problema de la falta de brazos para la atención de las labores del campo. Este asunto de la falta de trabajadores era considerado, de acuerdo con el pensamiento económico de la época, uno de los frenos del “progreso” ideas más o menos equivalente a hablar, hoy en día, del “desarrollo”.

   “En una de esas cartas escrita en 1835, suscrita entre otros hacendados por José García de león, Diego Talavera, Tomas Richards, Pedro Lander, Felipe Macero, Diego Hurtado Agustín Ponte, Domingo Machado, Juan Ascanio y Wenceslao Urrutia, se señala: los establecimientos de café, cacao, añil, algodón y caña situados en los cantones de Santa Lucia y Sabana de Ocumare,  que cubren la jurisdicción de toda la región del tuy, carecen de los brazos necesarios para su cultivo”.

    En otra parte de su carta, los hacendados tuyeros, advierten: “prometiendo los cafetales en el año actual una cosecha abundantísima, prevemos que no mejorara la condición de sus cultivadores, perderán la mitad, si no más, por escasez de brazos”.

También escriben: “El café  se sazona o madura en nuestros valles casi simultáneamente, y si no se destina también simultáneamente un gran número de personas a su recolección, cae del árbol, las lluvias y el lodo lo arrastran o sepultan, y el dueño ve convertidos en semilleros los ahilados que deberían sacarlo de conflicto”.

    Y se lamentan de que “sucede esta desgracia precisamente después de hechos los gastos para las talas, rozas, siembras, resiembras, cultivo y oficina”.

Los hacendados proponen

El traslado de campesinos

Los hacendados consideran favorable algunos esfuerzos del gobierno, dirigidos a traer hacia el país la inmigración de canarios, pero no los creen suficientes.

      A tal efecto, reiteran la necesidad de trasladar hacia el tuyu a “multitud de familias venezolanas, que gimen en la miseria porque habitan lugares malsanos, o estériles, o porque situados en comarcas donde la revolución y la guerra destruyeron más generalmente las fortunas, no hay ni habrá en ellas, durante muchos años, empresas que faciliten a los jornaleros los medios de adquirir la subsistencia honradamente”.

      Con esta medida, según los hacendados del tuy, sus “cosechas no peligran por falta de equilibrio entre hacendados  y recolectores y los transmigrados cambiaran su color macilento, su vestido andrajoso y, en suma, su vida moribunda, por el vigor, aseo y lozanía que puede observar cualquiera en la generalidad de nuestros vecindarios”.

      De ello, “resulta el aumento de los productos, mas abundancia en los del consumo, mayor exportación de los que llamamos frutos mayores”, es decir los frutos de exportación.

     Detrás de los argumentos de los hacendados esta, en primer lugar, su propio beneficio, por encima de favorecer, supuestamente, a los trabajadores. De hecho, a pesar del importante crecimiento de la población natural  de los valles del tuy, además de imaginarte, canarios, italianos, españoles, franceses y hasta polacos, su queja por la “falta de brazos” continua.

      Su interés es producir cada vez más, para cumplir sus compromisos y sus numerosas deudas, contraídas con los comerciantes usureros, estos les prestan capital para sus cultivos y unos intereses sumamente altos para la época, generándose no pocos problemas entre ellos.

      Mientras tanto, los problemas de los campesinos trabajadores aumentan, son los grandes perdedores; la explotación de la cual son objetos aumenta día a día.

      Esto provoca innumerables insurrecciones campesinas y antiesclavistas, en reclamo de ¡tierra! Para garantizar el sustento, y ¡justicia! Para con los continuos excesos y maltratos de que son objeto por parte de los hacendados.

Los caminos de los

Valles del Tuy

Son varios los caminos que unen en esa época las comarcas tuyeras con la capital. Uno de ellos parte desde el pueblo de El VALLE, al sur_oeste de caracas, siguiendo la ruta hacia anaucos, un caserío al norte del pueblo de Charallave, y avanza hacia los caseríos de caiza, tierra blanca y al varenga hasta bajar a Charallave,

   Una vez llegado a este poblado, el camino parte hacia el corazón de la depresión del Tuy,  siguiendo el curso de la quebrada de Charallave, atravesando del caserío de pitahaya para, a partir de allí, convertirse en múltiples recuas que conducen hacia diferentes puntos de los valles del  tuyeros.

      Las principales veredas conducen hacia el pueblo de cua, por el sur-oeste, y hacia Ocumare del Tuy, en dirección sur-este; el resto conduce hacia haciendas y caseríos de la región.

      Otros dos caminos comunican a Santa Lucia can caracas, el más transitado es el que toma la ruta de Baruta y el Hatillo. Al bajar, este sigue el curso, a cuyas orillas crecen modestos caseríos como cartanal, los guires y otros, a partir de los cuales el camino se bifurca en dos direcciones: una que sigue hacia Santa Lucia, al este, y otra hacia Santa Teresa, al sur

      Un conjunto de caminos sirven para unir entre si los diversos pueblos del tuy, destacan que, bordando el comienzo de las tierras altas de  serranía  del interior, al sur, confluye en Ocumare, Cua y San Francisco de Yare, y los que unen a Santa Lucia con Santa Teresa, pasando por yare, hasta rematar en Ocumare.

      También existen veredas para unir nuestra región con el llano. Una de ellas, muy importante, parte al sur de Cuas; conduce a San Casimiro, siguiendo principalmente el curso del rio Tarma,  que baja desde la serranía del interior. Este camino atraviesa numerosos pequeños poblados, entre otros, el de Araguita, la Calichoza, quebrada Honda y Los Rosos, lugar este donde hoy en día venera a la virgen de la Betania.

Para los hacendados:

Carretera= “progreso”

       La ausencia de buenos caminos para superar la dificultosa comunicación de los pueblos del Tuy, con la ciudad de Caracas, es otro de los problemas importantes de los hacendados del Tuy. No obstante la relativa cercanía con la capital, de ser esta el principal mercado de consumo de las producciones de nuestra región, los impedimentos de comunicación permanecen.

        Los terratenientes piden con insistencia al gobierno resolverlos, para ayudar a alcanzar el tan ansiado “progreso”, del que tanto se habla por esos tiempos.

      Muchos de estos caminos de recuas para el tránsito de las mulas cargadas de producciones tuyeras, fueron abandonados como consecuencia de la guerra  anticolonial a los principios del siglo XIX.

      En su mayoría se encuentran en malas condiciones después de la guerra, ocasionando las quejas permanentes de los hacendados de la región, quienes dicen ser perjudicados por el mal estado de dichas vías de comunicación.

      Desde mediados de la década de los treita del siglo XIX, los hacendados inician las presiones sobre el gobierno nacional, en el marco de la revolución de las reformas que vive el país. Aspiran a que sean destinados importantes “recursos nacionales”, al establecimiento “de buenos caminos”.

      Las exigencias de los hacendados para la construcción de una buena carretera que una nuestros valles con la ciudad de caracas persistente. Se expresan en la presentación de informes sobre las posibilidades de construirlos, como el del ingeniero Pedro Pablo Ascanio. En él, se dan alternativas para su trazado, se “describen tres líneas o trazos para el camino y la preferida por el señor. Ascanio da 62.870 varas caracas a Charallave, por el habrá de el valle y maitana de cuya distancia más de un 14% era camino casi hecho”.

En relación con la apertura de esta carretera, se dice: “los valles del tuy multiplicarían sus productos y sus riquezas en el espacio de 3 o 4 años. Estos valles son el granero de la capital: sus terrenos son de portentosas fertilidad, sus vegas y sus alturas producen todos los frutos tropicales de la mejor calidad y no distan de más de 15 o 20 leguas del mar; y sin embargo desmedran y es posible que se atrasen mucho, si no se les abren más fáciles comunicaciones”

Las presiones surten un primer

Efecto

    Con las primeras peticiones formulas por los hacendados, la Diputación Provincial de Caracas resuelve aceptar las reiteradas proposiciones hechas por el contratista José Roque Pinto.

    Se contrata a Pinto para “componer y conservar desde el 1ª de enero de 1836, hasta igual fecha de 1846, el camino del sur que va desde el paso del Guaire, de esta ciudad, hasta la villa de la Sabana de Ocumare pasando por Charallave, y el trozo o pedazo que principia en el punto llamado el paraparo, y termina en el palmar de Oramas por un lado, y en Santa Lucia por otro, pasando por Caiza”.

      Se compromete también a Pinto a limpiar el monte, tapar los hoyos, sacar las piedras, troncos y otros obstáculos del camino, con siete varas de ancho en las partes rectas y ocho o nueve en las curvas, banqueando o rellenando sólidamente donde sea necesario, también, a construir paredones de piedra seca, cinta de laja, calzadas o empedrados donde se necesiten; a formar desagües laterales en la medida de lo posible; y a evitar al máximo los repetidos pasos del rio El Valle y la quebradas.

      Estas, entre otras responsabilidades, deberían ser asumidas por el contratista, bajo la supervisión de una junta integrada por los jefes políticos de la región y dos representantes de los hacendados, nombrados expresamente por el gobierno.

      Todo esto, a cambio del reconocimiento oficial a José Roque Pinto del derecho a cobrar el respectivo peaje establecido para poder transitar dichos caminos.

      Este beneficio se garantiza con los fondos municipales, si algún acontecimiento político, tan frecuente en esa época, interrumpe el cobro del pasaje.

 

Tomas Lander

Denuncia “La Corrupción”

Tomas Lander, un próspero vecino de Ocumare del Tuy y atrevido político de la época, redactor de periódico “el venezolano”, importante tribuna para la denuncia, el análisis de los grandes problemas nacionales y el debate profundo de ideas, es uno de los mas entusiastas animadores de la idea de desarrollar las vías de comunicación y también se suma a la protesta.

      En compañía de María Mercader, José M. Rodríguez y Félix Farrera, el 1ª de octubre de 1838  Tomas Lander se dirige al gobernador del estado para denunciar, en su condición de miembros de la junta supervisora de la buena marcha del trabajo que ha debido hacer José Roque Pinto en los caminos del Tuy.

          En su comunicación señala la irresponsabilidad del mencionado contratista,  al no cumplir con los compromisos establecidos en la resolución emanada de dicho cuerpo, para el 2progreso” de los Valles del Tuy y el País.

      Destacan haberse reunido, en 1835 y 1836, para examinar los caminos, verificando que se encuentran en “mal estado”, situación que los lleva a formular el correspondiente reclamo a Pinto, “disculpándose el contratista con la escases de peones, lo crudo de aquel invierno y otros motivos que entonces obraron en el ánimo de la junta” y ofreciendo, en poco tiempo, “cumplir la contrata”.

      En la referida carta al gobernador, dice: “hoy pasamos por la pena de informar a ustedes que no está realizada la oferta que hizo en 1836 el señor Roque Pinto y que todos los transeúntes se quejan con mucha razón”

      Esta y otras revelan la corrupción existente para la época entre los contratistas, que ofrecen, cobran  y no entregan las obras para las cuales se comprometen.

      En 1835, por medio de su periódico El Venezolano, Tomas Lander, va más allá de la propuesta de la construcción de caminos y plantea “la navegación del rio tuy desde Ocumare hasta las bocas,  por donde mezcla con las del océano”.

      Lander recuerda en su escrito, que “pensó en tan grandiosa idea el general Pedro Briceño Méndez cuando fue prefecto y se convenció de la facilidad”

      Habla con conocimiento de causa de las facilidades de las posibilidades de emprender semejantes empresas; se refiere al reconociendo hecho sobre el curso del rio tuy, desde su influencia con el rio Guaire hasta la confluencia con el rio taguacita, que ha dejado un resultado tan satisfactorio.

      El diputado Juan R, Castillo, encargado de ese reconocimiento, expone “que volando tres peñas  resultaría perfectamente negable la distancia”. En 1847 este problema se plantea de nuevo, sugiriéndose la canalización del Tuy hasta Caucagua, para hacer navegable.

Se inicia la construcción

De la

“Carretera del sur”

En 1852, después de varias “exploraciones científicas”, se inician los trabajos de construcción de la carretera entre los valles del Tuy y Caracas. Se trata de la llamada “Carretera del Sur”, propuesta por los ingenieros Pedro Pablo Ascanio y Alberto Lutowski,  quienes forman los planos y perfiles del terreno, y calculan el presupuesto a ser invertido en tan espera obra.

      Se dice en esos entonces: “la carretera del sur será una de las mejores que puedan verse en el país, y es de desearse que su conclusión sea pronto porque de los valles del Tuy se produce la capital de todos los artículos de primera necesidad”.

      En la construcción de esta carretera se emplean al comienzo emigrantes ingleses; un total de 280 trabajadores extranjeros se ponen a la disposición del empresario constructor.

    Pero, pronto abandonan las obras y se van hacia distintas partes del país, esparciéndose entre las hacienda y, ya dispersos, se dificulta obligarlos a trabajar. Más tarde, la mayor parte de ellos regresa a Inglaterra.

      La construcción de la carretera se interrumpe, y se reanuda parcialmente en 1866. Pero, solo en 1872 cuando se construye el tramo principal entre Caracas y Charallave. Se extiende hacia Ocumare y Cua en 1873. Y desde esta última hasta san Casimiro en 1875, siguiendo el curso del viejo camino de recuas hacia dicho pueblo.

      En esos mismos años, se continua la construcción de otra carretera de Caracas a Santa Lucia, por la vía de las filas de Mariches.

Dionisio Cisneros,

¿Bandido realista o caudillo

Campesino?

     

Si bien todo el mundo admite que la guerra de emancipación colonial en Venezuela concluye formalmente con la batalla de Carabobo, el 24 de junio de 1821, con la gran derrota de las fuerzas realistas por parte de los patriotas, al lado de los problemas económicos que se agudizan, la violencia permanece en el país durante muchos años.

      Después de la independencia hay quienes se mantienen en pie de guerra proclamando los derechos de Fernando VII, monarca español para la época.

      De acuerdo con las crónicas históricas entre quienes continúan la guerra a favor de España y del rey, se encuentra  un indígena de nombre Dionisio Cisneros. Nacido en el vecino pueblo de Baruta, en el año de 1796, Cisneros participa en la guerra de independencia con el rengo de sargento de caballería, a cargo de las fuerzas realistas de los Valles del Tuy.

      De sus años iniciales de vida, nada se sabe. Aunque sin duda se forma bajo los más regidos conceptos del credo católico,  que en sus andanzas  se dedica a interpretar a su manera, a la vista de algunas de sus conductas de adulto en defensa de estos preceptos religiosos.

      En los años primeros de vida republicanos, este temerario hombre llamado Dionisio Cisneros se convierte en un verdadero dolor de cabeza para la oligarquía criolla caraqueña, dueña del poder político del país.

      Sobre Dionisio Cisneros se han dicho y escrito muchas cosas. La mayoría de ellas acusándolo de ser un bandido, un ser sin escrúpulos, un malhecho de atrocidades sin límites. Se señala que merodea hasta el cansancio por las tierras Tuyeras, sembrando el terror entre sus pobladores. Y que es casi imposible detenerlo debido, aparentemente, a su gran movilidad entre los espesos montes de la región.

      Hay, sin embargo, han visto en Cisneros, unos caudillos de esclavos, de humildes indígenas y mestizos. Un feroz enemigo de los blancos mantuanos, dueño del país, convertidos en los únicos beneficiarios de la independencia,  que tanta sangre y penurias de los pobres cuesta a lo largo de mucho tiempo.

      Todo ello hace valer, en cierto momento, para Dionisio Cisneros, el dicho popular que reza: “depende del cristal con que se miren las cosas”.

La violencia viene de la

Oligarquía

Es cierto, la violencia con que lucha Dionisio Cisneros es realmente muy atroz.  Es ese el caso de la matanza del 10 de septiembre de 1822, cuando, al mendo de 68 hombres armados, asaltan en la madrugada la guarnición militar del pueblo de Santa Lucia,  degollando a once de los infelices soldados de guardia en ella, y con sus hombres se ensaña contra los cadáveres, con lanzas y bayonetas.

    Pero, no es menos cierto que a los ojos de Dionisio Cisneros y sus soldados – escribe un biógrafo suyo - , “la crueldad con sus enemigos es solo la continuación del tipo de lucha que han librado y visto librar durante muchos años; el pillaje no es un delito para el si no legítimo ejercicio de un derecho de guerra”.

      Por lo demás, la maldad no es exclusiva del guerrillero Dionisio Cisneros y sus hombres.  El gobierno oligárquico, instalado en Venezuela y en toda la República de la Gran Colombia, procede con igual o peores procedimientos violentos para con las facciones de guerrilleros de estas tierras, perjudicando a los humildes campesinos de la región a quienes acusan indiscriminadamente de respaldar a Cisneros.

      Un ejemplo de la violencia del gobierno oligárquico lo constituyen las medidas tomadas en respuestas a los lamentables sucesos de Santa Lucia.

       Como es sabido, para intentar poner fin a las acciones de Cisneros y sus grupos, el 7 de octubre de 1822, un mes después de la matanza, la oligarquía que controla el poder desde Caracas ordena a todas las personas pobladoras de los campas tuyeros, sin excepción, abandonar sus tierras y concentrarse en los pueblos.

      Los hombres, mujeres y niños que fueran encontrados por campos o caminos, son considerados cómplices de Cisneros y pasados por las armas. También disponen los oligarcas la eliminación de las ventas en los caminos, dizque para evitar el aprovisionamiento de los guerrilleros.

      Afectados por el violento traslado a sitios distintos a sus casas, muchos pierden sus pertenencias; sus casa son robadas; otros mueren de hambre al no tener el sustento de sus tierras y, en general, padecen muchas otras calamidades.

      La protesta de los humildes campesinos y pequeños propietarios, que son, como siempre, los principales perjudicados, no es oída por los oligarcas.

      Por el contrario, a finales del mes de diciembre del mismo año de 1822, toman una medida de mucha mayor crueldad: la ¡tierra arrasada!, al ordenar la tala y la quema de todos los conucos de los humildes campesinos, pobladores de los montes y campos por donde, supuestamente, transitan Cisneros y su guerrilla.

      Sin embargo, todas esas violentas disposiciones del gobierno oligárquico no logran destruir a Cisneros y sus gentes. El “indio” Cisneros tiene a su favor la vieja experiencia de arriero, ocupación en la cuan se desempeñaba antes de convertirse en guerrillero, con la cual había conocido al dedillo los múltiples caminos, carreteras y veredas para transitar por los montes de la región del Tuy.

       Este conocimiento le permite superar, con la relativa facilidad, los variados problemas que se le presentan en las fatigosas jornadas. De a pie o a caballo, logra escurrirse con éxito de las permanentes persecuciones.

      Por otra parte, dispone Cisneros de una Vasta RED de cómplices de todo tipo.  Desde los que ven en él una posibilidad de regreso del dominio colonial español, pasando por los que le tienen miedo por sus maldades, hasta los más humildes. Estos últimos son los que más le respaldan, porque ven en el a una especia de vengador popular, ante todas las tracciones de la oligarquía después de lograda la independencia del yugo español.

      En la mente de muchos esclavos y campesinos que lucharon con gran empeño a favor de la emancipación colonial, existe el sentimiento de haber luchado en vano, de haber sido traicionados. ¡Para que ahora los ricos hacendados se beneficien del logro de todo un pueblo!... por eso expresan simpatía por Cisneros.

     Pero la historia de Cisneros inicia su fin. El general José Antonio Páez lo hace compadre suyo y, con la anuencia de la oligarquía,  es incorporado el ejército republicano. Ascendido a coronel, es utilizado frecuentemente en acciones contra otros grupos alzados en armas, aprovechando su experiencia en este tipo de lucha.

      Como cuando le ordenen enfrentar al “indio” Francisco José Rangel y al hijo de Cua, el “general de hombres libres” Ezequiel Zamora, que acaudillan la valiente insurrección campesina de 1846.

      Con Rangel y Zamora resucitan las luchas populares bajo el programa de ¡tierras, hombres libres, elección popular, principios alternativos, orden y horror a la oligarquía!

      El antiguo luchador Cisneros se ha transformado ahora, ante las ofertas y tentaciones, y se ha puesto al servicio de los intereses oligárquicos de los terratenientes. Al considerar  que no les es más útil a sus intereses, la oligarquía los juzga en concejo de guerra y lo ejecuta sínicamente por supuesta “deslealtad e ingratitud”.

     La historia de nunca acabar: violencia genera violencia, ¿Quién origina entonces la violencia?

  

La respuesta a la violencia

De la oligarquía son las interrupciones

Campesinas

       La vida en el tuy durante el siglo XIX estuvo signada por la violencia. Las insurrecciones eran un hecho permanente que alteraba el trascurrir de los tuyeros; se producía con su suma frecuencia, con razones plenas o no.

       Algunas fueron abortadas, como la de 1843 en las inmediaciones de Santa Lucia, con la cual se pretendía “abolir la ley de libertad de contratos, expulsar a los ingleses y derrotar al gobierno”.

          Otras fueron sencillamente derrotadas, como la de Rafael Flores alias “El Calvareño”, en 1846, en el contexto de la insurrección campesina dirigidas por el “indio” Rangel y el general Ezequiel Zamora. La facción del “Calvareño”, relata Juan José Flores, cronista de Ocumare del Tuy, estaba Compuesta por más de  hombres y fue sometida en los alrededores de Charallave. Allí el caudillo es capturado y trasladado a Caracas para ser sentenciado. El fusilamiento de este hombre se llevó a efecto el 23 de diciembre de 1846, no sin probar la protesta de algunos círculos políticos, como el del periódico El centinela de la patria, y también produjo el sentimiento de sus seguidores provenientes de los sectores populares de los Valles del Tuy, quienes lo recordaran en las sencillas estrofas de la canción que lleva como nombre “el Calvereño”.

      El inicio de la guerra federal (1858-1863), que también tenía como caudillo al hijo de Cua, el “General de hombres lideres” Ezequiel Zamora, extiende aún más la violencia sobre loa valles del tuy, en respuesta a la violencia de los oligarcas caraqueños.

      Level de goda reseña en su óbralos excesos de los militares afectos al gobiernos, como el caso del coronel Rubín, y el comandante Simón de la Madriz, quienes “comenzaron a molestar y a perseguir de todos los modos, no solo a los federales, si no a su familia y hasta a amigos de José echezuría (antiguo comandante de las tropas del gobierno en el tuy), y continuaron en ese camino, cometiendo cada día mayores abusos e iniquidades. Los hombres del tuy se lanzaron a los montes y en el acto formaron nuevas guerrillas y recomenzaron la guerra que tomo una nueva faz en la localidad”.

      El comandante simón de la Madriz era el representante del gobierno oligárquico de la región, con el cargo de primer comandante del ejército y jefe de operaciones de los valles del tuy;  como resultado de la cruenta dinámica de la guerra no pocas fueron las atrocidades dirigidas por este hombre. Con ello, la violencia se extendió por todos nuestros pueblos; los alzamientos, combates he insurrecciones campesinas se multiplicaron durante todo este periodo de la guerra federal.

     El desarrollo de la guerra había sumido a la región en un estado de crisis tal que, lo que antes abundaba, ahora faltaba. El papelón, la sal, la carne y otros productos alcanzaron precios muy altos que los hacían prohibitivos para todos los soldados, haciéndolos delinquir para amortiguar el hambre.

      Las comunicaciones de los jefes de los ejércitos en pugna,  pidieron bastimento para la alimentación de sus tropas y el pertrecho militar en armas y municiones para sostener posiciones o intentar nuevas ofensivas militares, iban hacia todos los lados desde donde se creía pudiera venir el oportuno socorro a las angustiosas situaciones.

      Pero la violencia de la oligarquía empujo a muchos hombres  a la guerrilla continua, a pesar de que la llamada guerra federal concluye formalmente en 1863.

      Muchos de los caudillos que surgen al calor de los enfrentamientos militares durante la guerra no se acogen al término oficial de la misma y continúan guerreando en los montes, por su cuenta. Martin Gómez fue uno de ellos. Otros surgen con el inicio de nuevos movimientos militares de envergadura mayor; así, los combatientes continúan en Charallave, santa lucia, cua, Ocumare o en otros sitios. Los hombres de caudillos como el general mariano López, Eduardo Madriz, natividad Mendoza, Regino del nogal, entre otros, figuran comandando tropas o columnas guerrilleras.

     La violencia con contenido político fue siempre acompañada de la violencia cuyo único contenido era simplemente subsistir, la violencia del simple delinquir para comer y nada más, que después se convertiría en un agudo problema de seguridad en los breves momentos de paz, porque las dimensiones que alcanzarían serian enormes.

      Contra esta gente se emprenderían toda una intensa represión,  aprovechada para justificar, con ella la represión y el control de la población campesina por esto, se dictaron hasta el cansancio medidas supuestamente para combatir el bandidaje y la holgazanería, indistintamente aplicadas a un bandido que aun humilde campesino, para obligarlo a trabajar en alguna hacienda de un determinado oligarca.

     Por cierto, en esos años se hizo famoso en la región un bandido apodado “mataguaro”, de nombre Trinidad Gonzales, que en 1856 se había fugado de la cárcel de  la victoria, ocultándose en los montes tuyeros para cometer sus fechorías el hombre y su pandilla se convirtieron en un verdadera pesadilla para los gentes acomodadas del pueblo, quienes justificaban su petición de ayuda al gobierno diciendo que mataguaro tramaba dirigir una “insurrección de negros contra los blancos”.

     

Se inicia el siglo XX

   Los años iniciales del siglo XX parecen registrar, a pesar de la continuidad de la violencia, cierta estabilidad en el crecimiento económico de nuestra región.

      En el distrito paz castillo, para 1900, hay 5.670 cabezas de ganado vacuno; 690 de ganado caballar, mular, y asnal; y 1. 90 de ganado lanar, cabrío y porcino en términos de promedio anual se producen 25000 quintales de café, 4000 fanegas de cacao, 3000 fanegas de maíz, 3400 fanegas de granos, 300 quintales de tabaco, 9500 cargas de papelón y aguardiente, y 8.200 cargas de plátanos y yuca.

      Pero la aparente prosperidad económica de la región no se corresponde con el lastimoso estado en que vive la población, en que unos pocos se benefician de la riqueza, quedando los demás en la pobreza.

      El paludismo, la fiebre tifoidea, la tosferina, la disentería, la tuberculosis pulmonar,  la anemia. El cólera, y en fin, el hambre ha mandado a la tumba a miles de tuyeros en los últimos años del siglo XIX, reduciendo drásticamente la población. En especial, nuestros niños son las principales víctimas de los problemas de salud y hambre.

      Al cabo de algunos años, cuando la explotación petrolera se convierte en la principal actividad económica del país, esta situación mejora relativamente.

Para 1926, se recupera notablemente el problema de los valles del tuy, ascendiendo para dicho año, a 64.355 habitantes, principalmente en los pueblos de cua, Ocumare, Santa Lucia, y Santa teresa. Sin embargo, la prosperidad agrícola y pecuaria desaparece y todavía se conservan los principales problemas para el sustento de la población

POBLACION POR SEXO EN LOS PUEBLOS DE LOS VALLES DEL TUY

PARA 1926

PUEBLOS

CUA

CHARALLAVE

LA DEMOCRACIA

OCUMARE DEL TUY

SANTA LUCIA

SAN FRANCISCO DE YARE

SANTA TERESA

 

TOTALES

POBLACION TOTAL

11.727

4.471

3.301

12.524

14.874

4.350

9.108

 

64.355

VARONES

5.686

2.227

1.648

5.862

7.606

2.234

4.525

 

29.788

HEMBRAS

6.041

2.244

1.653

6.662

7.268

2.116

4.583

 

34.567

 

El ferrocarril

Llega tarde

La tan esperada llegada al tuy del ferrocarril central de Venezuela, cuya construcción se inicia en 1888, se ve postergada por años.

      Un informe de la época da noticia de que ocurrió “una devastadora creciente del rio guarire, en octubre de 1892, que intercepto la vía en varios puntos, arrastro los puentes sobre sus cauces”, ocasionado el abandono de los trabajos por un lapso de 10 años, es en 1902 cuando se reinicia; pero no es sino hasta octubre de 1910 cuando “se  concluye hasta santa lucia, el kilómetro 51 a partir de caracas”. Y solo es en 1923 cuando llega a la estación aponte, en las afueras de Ocumare del tuy.

      En sus años iniciales, a partir de 1910, cuando el ferrocarril central llega a Santa lucia, no hubo tropiezos en sus funcionamientos en esos días el “musiu “ Alberto cherre, gerente general de la empresa de oriente de inglés, se permite instar el gobierno a que haga “ un gasto para mejorar los caminos de recuas” que conduce a la estación, con el propósito de favorecer a un más a su empresa facilitando el acceso de los productores hasta el ferrocarril para transportar en el sus producciones con lo que se demuestra una vez más la injerencias de la empresas extranjeras en los destinos del país, drama vivo por muchos años por todos los países latinoamericanos.

      Los problemas se inician a partir de 1919, con la huelga de los trabajadores ferroviarios entre junio y agosto, en demanda de aumento salarial, que consiguieron con sus extraordinarias luchas reivindicativas.

      También el rio guaire se encarga de hacerle difícil el negocio a los “musiues”. Las inundaciones de los últimos días de agosto de 1919 produce una multitud de derrumbes en lo largo de la vía férrea, serios daños en su plataforma y la paralización del tráfico durante 10 días en el mes de septiembre siguiente pero los empresarios como nunca  quieren perder, deciden aumentar arbitrariamente los por demás elevados precios por conceptos de fletes de trasporte de mercancías, de pasajeros, para recibir sus supuestas perdidas.

     El valor de la tonelada de mercancías lo aumenta a 45 a bolívares 49 entre caracas y siguiré; a bolívares 50 a bolívares 52 hasta santa lucia;  y de bolívares 63 a bolívares 74 hasta yare. Los pasajeros también suben de bolívares 5.50 a bolívares 10 desde caracas hasta siquire, de bolívares 6 a bolívares 11  hasta santa lucia; de bolívares 6.50 a 11.50 hasta soapire; de bolivares7.50 a bolívares 12 hasta santa teresa; y de bolívares 9 a bolívares 15 hasta yare. Precios prohibitivos para cualquier humilde campesino tuyero, que en ese tiempo generaba como peón en una hacienda de bolívares 1.50 diarios todos aquellos, a pesar de las garantías que el gobierno le otorgaba a las empresas y a las crecientes corrupción que desata el negocio ferrocarrilero en Venezuela

Las carreteras Gomecistas

En el Tuy

En ese tiempo (1908-1935) el país vivía bajo el régimen de la dictadura gomecista eran los auge de la explotación petrolera que había proporcionado cuantiosos recursos económicos que permitieron el comienzo de la modernización del país como es el caso de la carretera. En nuestra región se inició la construcción de carreteras que poco a poco sustituyeron el uso del ferrocarril. La mayoría de esas modernas vías de comunicación estaban orientadas en función de conectar  nuestros valles con la ciudad de caracas, capital de la República, siguiendo el trazo de los viejos caminos de recuas que existían desde la colonia. Servían tanto para el traslado de producciones y pasajeros como para garantizar el rápido control del territorio por parte del ejército nacional,  a la hora de cualquier levantamiento en contra del feroz dictadura.

      La principal de esas vías era la carretera caracas-Ocumare del tuy, cuya extensión era de 74,800km, esta vía pasaba por el copei, la cortada del guayabo, Maturín y Charallave, antes de llegar a Ocumare, por ser este pueblo la capital del estado miranda y centro económico de importancia donde muchos generales de la dictadura tenían haciendas e importantes propiedades incluyendo al general Juancho, Hermano del dictador  Juan Vicente Gómez, que se había hecho dueño de la famosa hacienda Mendoza.

      También existía un importante  ramal de esta carretera principal con una longitud de 32km, que unían a cua con Ocumare por el sur y con Charallave por el norte.

      En dirección del curso del ferrocarril central se construye la carretera petare- santa lucia-santa teresa, con una extensión de 62km, atravesando las conocidas filas de mariche.

      A la par de la construcción de carreteras, se abrieron nuevos caminos y se mantuvieron los viejos entre ellos, cabe nombrar los que parten al sur de caracas, como el camino de esta ciudad  a tacatá, que pasaban por Prim, paracotos y taica el de taica a soapire, por Charallave,  atravesando la quebrada de tumusa; el de san diego, en los altos mirandinos, a cua por alto mapurite, taica, paracotos y alta palomera; el de caracas a Charallave, que a lo largo de alturas por encima de los mil metros iba conectando entre sí a muchos casirios como el rincón, el valle, piedra azul, lecherito, hoyo de la puerta, boquerón, el guayabo, los ocumitos, escaleritas, agua fría, los Anauco y caisa hasta llegar al dicho pueblo de Charallave.

      Existían también caminos desde el este de caracas hasta santa lucia, por los marichesa, pasando por petare, el limoncito, el rodeo, la esperanza, salamanta, el Remington, Trujillo, quebrada arenaza, y la quizanda. de igual modo, el de caracas a santa lucia, por las filas de turgua que atravesaba por el valle, los butaquitos, Baruta, sanchorquiz, monte oso, turgua y el amarillo o el de Guarenas a santa lucia, que iba pasando por santa Ana, gueime, quebrada pinchoa y la quisanda

Modernización, represión

Y entrega del país por la

Dictadura Gomecista

  

Hubo durante la dictadura gomecista otros signos de mornizacion de nuestra región, al igual que en el resto del país. Aparte de las mencionadas carreteras se establecen empresas y hasta una sucursal del famoso banco de Venezuela anunciado el inicio del desarrollo del capitalismo en la región.

 Se construyeron también hospitales durante los largos años de la dictadura; se pavimentaron de concreto las calles principales de los pueblos; algunos puentes para el cruce de ríos, plazas públicas y las llamadas escuelas federales graduadas.

      Se instalaron plantas de fuerzas y luz eléctrica; la principal se encontraba en cua, que daba luz a Ocumare del tuy, yare, Charallave, santa teresa y santa lucia vinieron los telégrafos como el de Ocumare, acueductos como el de marare y mataderos y mercados públicos como otros servicios públicos en general. También se instalan centrales azucareras y una sucursal del banco de Venezuela en Ocumare del tuy, lo cual da  idea la importancia económica que adquiere la región.

      La cría y la cebada de ganado también se multiplica los potreros son de un gran dinamismo; inclusive se crían bestias finas: era ganado traído desde los llanos de Guárico y apure. Los comercios en los pueblos se ven por doquier, asociados a las actividades del campo pero también a las insipientes industrias del papel, hielo, bebidas, gaseosas, talabarterías, carpinterías etc. La construcción de edificaciones publicas cobra gran fuerza en esos años como la casa municipal de Charallave, la avenida Mendoza en Ocumare del tuy, como también la reconstrucción de la iglesia parroquial en cua.

      Pero tampoco falto la inauguración de cuarteles, estaciones de policías, casa de gobierno y, por su puesto cárceles públicas para el mantenimiento del orden en la dictadura.

 Los signos de la modernidad que venía gracias a los ingresos provenientes de la explotación petrolera en el país, no son discutibles. No hay duda de que ayudaron al progreso del país. Sin embargo esta avance se logró a expensas del saqueo de nuestras riquezas por partes de las empresas petroleras norte americanas y europeas, y acosta de una intensa represión.

      El dictador juan Vicente Gómez les abrió las puertas del país a estos monopolios extranjeros, para que lo explotaran, ocasionando perdidas irreparables para nuestro futuro. En defensa de ello, del suyo propio y de su familia y sus más cercanos colaboradores, el déspota se dedicó a instaurar un régimen de terror que no puede ser ocultado por los indiscutibles avances que se dieron en la modernización del país durante su mandato.

La corrupción Gomecista en la región

La corrupción que venía desde mucho tiempo atrás en el país se extendió durante la dictadura gomecista bajo el esquema de poder establecido. Nuestra región no estuvo ni ha estado ajena a esta terrible plaga, que de manera sencilla consiste en el aprovechamiento y la apropiación particular de los dinero públicos, de los dineros de todos los venezolanos, por parte de algunos funcionarios y gobernantes y de grupos económicos un episodio narrado por un funcionario público del telégrafo del pueblo de Ocumare del tuy durante la época, resulta muy revelador de cuanto hemos dicho sobre la corrupción y la represión de la dictadura en el entonces.

      Narra el hombre que entre los años de 1916 o 1917, no lo recuerdo bien, el país fue puesto en alerta debido a la llegada de la terrible plaga de la langosta que procedente de centro américa Asia  su entrada a Venezuela por el oriente. Las autoridades daban instrucciones para combatirla entre otras la de abrir ondas, zangas corridas de modo que al caminar o saltar cayeran dentro, cubriéndolos con delgadas capas de tierra para seguir destruyendo aquel insaciable y nefastos animal.;.

      Laboriosa y muy dura la lucha contra el terrible acidrio. Era la lucha de pocos contra militares de millones de iceptos en san francisco de yare, el rico ganadero francisco olivo en mentes hacia zangas y sepultaba langostas al frente de numerosas pronadas. De pronto una comisión policial destacada allí por denuncia de un comisario, vio a distancia mucha gente reunida y detuvo a francisco olivo y su peonaje y los condujo presos a Ocumare, el presidente del estado, acompañado de sus oficiales, espera a la entrada del pueblo la llegada de los presos y, al ver que olivo encabeza el grupo le dijo en tono regañón ¿”que vaina francisco y ahora estas contra el gobierno”? olivo disgustado, le responde: ¿Qué alzado del carajo: usted bien sabe que vivo de mis negocios de ganado, que soy millonario y no necesito meterme en vainas contra ningún gobierno. Ya le voy a echar el cuento a don Juanchito “hermano del dictador” para que sepa lo altivos celosos y valientes que son ustedes.”.

“he revelado el episodio de la langosta y de la prisión del rico propietario francisco olivo-cuenta el narrador encargado del telégrafo de Ocumare- pues en su simplicidad constituye muestra de dos de los males que a lo largo del tiempo dañaron al pueblo de Venezuela pues, así como el jefe civil de caucagua hizo negocios de la lucha contra la langosta y amaso buenos pesos acosta de gentes pacíficas y trabajadoras imponiéndoles multas así ocurrió muchas veces y en todas partes;

      Hubo jefe civil, también en miranda y también en la época en que Ocumare era capital del estado que en ocasión de la peste española o gripe de 1919, convirtió el llamado cordón sanitario en un gran negocio que perduro mucho tiempo después de haber pasado la terrible epidemia este hombre creyó conveniente materializar el llamado cordón sanitario y puso a la entrada y a la salida del pueblo dos policías que cobraban un real, medio o una locha a cada uno de los que querían entrar o salir del lugar… y así sucesivamente…muchas veces se afirmó, y con razón, que entre los jefes civiles y el paludismo habían acabado con la provincias venezolanas

 

LA REGION NO CRECE,

SE ESTANCA

El buen rostro de las actividades agrícolas y pecuarias en nuestra región a principios de siglo, se marchito a partir de los años treinta con los efectos de la llamada crisis económica mundial 1929-1933. Muchas haciendas fueron entregadas por ejecución de hipotecas o simplemente descuidadas por sus sueños para ir a residenciarse en caracas,  en busca de mejores oportunidades para conservas o mejorar su posición económica, dada la disminución severa de los precios de los productos agrícolas que cultivaban.

      Ni aun la creación, en 1928 del llamado banco agrícola y pecuario (BAP) por parte del gobierno, logro frenar el abandono de las actividades del campo. Por el contrario, lo favoreció, pues muchos propietarios entregaron sus haciendas en hipotecas al banco, para recibir el dinero e invertirlo en caracas. Además, no contaba el BAP con un verdadero plan para mantener las fincas y haciendas, por lo que actividad se redujo a acumular tierras mientas descendía la producción.

      Quienes así se conservaron fueron  los generales que se habían apropiado de una buena parte de las tierras de la región. Uno de ellos era el general Juancho Gómez, hermano del dictador Juan Vicente Gómez, quien hacía las veces de presidente del Estado Miranda y se había adueñado de la famosa “Mendoza”; también se encontraba, entre otros, el general Elbano Mibelli, dueño de la hacienda “Mopia” que había sido del general trujillano Emilio Rivas.

      A propósito de la presencia de los generales de la dictadura en el tuy, es bueno decir que durante esos años de 1904 la capital del Estado Miranda estuvo en nuestra región, en el pueblo de Ocumare del tuy.

         Desde 1935, cuando la dictadura llega a su fin con la muerte del tirano, en adelante la región no se podía recuperar de los efectos de la crisis de 1929que determinaron el derrumbe de las actividades agrícolas y pecuarias. Además, con el fin de la dictadura, la capital del estado se muda a los Teques donde todavía permanecen disminuyendo aún más el dinamismo de la región.

      Un indicador del establecimiento de toda nuestra  región en los 30 años siguientes a la crisis mundial de 1929, es que entre 1936 y 1961 la población de los valles del tuy pareciera no aumentar significativamente, a pesar de que la del país crece más del doble.

      De 65.304 habitantes en 1936, pasamos  a 67.613 habitantes en 1941, durante el gobierno del general Eleazar López Contreras. Nueve años más tarde, en 1950, la población permaneció básicamente estancada; apenas seguían siendo 67.822 los pobladores de los valles del tuy.

      En 1961, a pesar de aumentar ligeramente, todavía se sentía el rezago de la región con respecto al crecimiento del resto del país. Apenas había aumentado a 74.437 habitantes.

      Durante los primeros años de existencia del régimen democrático representativo, la región registro alguna recuperación, pero sin embargo todavía muy lenta. En esos diez años el país había multiplicado su población; entre tanto, nuestra región había crecido en un tercio, pasando a 99.943 pobladores.

      La misma organización política territorial del Tuy se mantiene prácticamente estable desde el siglo XIX, cuando solo existían tres distritos que agrupaban a los distintos pueblos de la región. Valga decir: Lander, que agrupaba a Ocumare del Tuy, San Francisco de Yare y la democracia; Paz Castillo, que incluía Santa Lucia y a Santa Teresa; y Urdaneta, con los pueblos de Cua Y Charallave. Tacatá y paracotos, pueblos tenidos durante la colonia como tuyeros y que servían de conexión con los altos mirandinos, pasarían a formar parte del distrito Guaicaipuro.

 

 

Ahora creció, pero a un costo

Muy elevado

 

      Si bien nuestra región detuvo su crecimiento poblacional durante esos años, no tardaría en despegar un crecimiento cuyas dimensiones serian realmente alarmantes, con severas consecuencias sobre el medio ambiente y contra los humildes moradores primarios de los tuyeros.

      En 1981, la población se había duplicado ascendiendo a 354.783 habitantes y actualmente supera 7000.000 mil personas. Fue el efecto del llamado boom petrolero sobré el país, que comenzó en los años 70 promoviendo un veloz crecimiento, producto de la expansión de la ciudad de caracas.

      Algunos antiguos municipios han sido convertidos en distritos, como resultado de su anárquica expansión; es el caso de Charallave, hoy distrito Cristóbal Rojas; o Santa Teresa, Hoy distrito Independencia. Por cierto, poblado este último donde el crecimiento demográfico ha sido más dramático.

      Se convirtió nuestra región en el asiento de muchas empresas e industrias y en zona dormitorio de muchas personas venidas de la capital de la República.

      Las tierras que vieron crecer muchos frutos de la exportación, como el café, el cacao, el añil, la caña de azúcar, o los granos y legumbres, y la cría de cerdos , vacas y novillos para alimentar el país y muy especialmente a la ciudad de Caracas, comenzaron hacer tapiadas con cemento para sembrar casas y edificios que sirvieran de vivienda a los emigrantes o para el crecimiento de esa especie de Bora que son los ranchos, donde son confinados los miserables que las lluvias y la desatención de los gobiernos dejaron sin vivienda en los cerros de Caracas

Las aguas de los ríos que bajaban cantarinas desde la serranía del interior hasta caer

 

 

 

 

FUENTES PARA UNA PEQUEÑA HISTORIA        Por Angel Ali Alemán Oliveros

(1)  EL FUNDADOR

 

          Según el diccionario Histórico de la fundación polar el padre Gabriel de Mendoza es el fundador de Santa Teresa pág. 545(1988). Si esta apreciación es cierta, la fundación de santa teresa no ocurrió en 1.761, toda vez que Gabriel de Mendoza fue bautizado en Caracas el 16 de noviembre de 1.578; por lo tanto para la fecha en que el papa Mendoza contaba ya por lo menos con 44 años; esta fundación habría que situarla a partir de la fecha. Es bueno anotar que el libro de las almas” (título en latín) aparece un escrito del año 1.762, 6 de junio, donde el Obispo de Caracas Diego Ponce mando hacer un inventario al padre Dr. Antonio Monasterio Cura inmediato de Santa Teresa. Estas relaciones podían dar fundamento a dos fundaciones; la que la tradición remite a pueblo viejo y la actual que aparece en el acta de parroquializacion de 1.771 y la fundación en este sitio referido por el Obispo Mariano Martí.

 

 

(2)  EDUCACION

 

          En 1916, una niña de diez años termina su escolaridad bajo la dirección de Carmen María Maestre y recita este discurso:

 

         “En nombre de mis queridas condiscípulas y en el mío,  os doy las gracias respetable junta por los obsequios con que premiáis nuestro esfuerzos y en secundar la obra de nuestra digna preceptora, que se interesa en fecundar nuestras inteligencias con el roció beneficio del saber; y la aún más grande de nuestro ilustrado gobierno en pro del adelanto de los hijos del pueblos que será su gloria venidera y para esto hay un estímulo que nos anima a seguir adelante con entusiasmo para colmar así los esfuerzos de nuestros padres y maestros y corresponder a los deseos de nuestros gobernantes.”

 

          Esta maestra tuvo una gran influencia cultural en la juventud de la época; a ella siguieron hombres como Joel Paiva y su esposa María Eva, las hermanas sorianos, Delgado Fuentes, Totolero, Ferrer, Ángel Rafael Pagés, Cesar D Susa, la escuela federal sanojo para varones y Manuel María Clementes para niñas, fueron el pilar de nuestra entrada en la educación formal, sin embargo no podemos olvidar a Dolorita Gonzales eterna maestra, que nunca dejo de enseñar

 

 

(3) Los rayos x en Santa Teresa y Los Valles del Tuy

 

          Hay en el pueblo un joven a quienes todos quieren, respetan y admiran por su bondad;  se llama José Rojas, vende en la pesa la carne de animales beneficiados por su padre y ningún pobre se va con las manos vacías aunque no tenga con que pagar, por eso todos agradecen su bondad.  Un aciago día permanece la hemoptisis y José es llevado a Caracas para el tratamiento con los mejores especialistas del momento, los hermanos Larralde, Ángel, uno de ellos. Pasa el tiempo y José bastante mejorado. Pero desoyendo las indicaciones médicas vuelve al duro trabajo de antes y al poco tiempo cae nuevamente; la gravedad de su estado hace imposible trasladarlo a la capital y los hermanos Larralde son traídos a santa teresa para atenderlo, se necesita hacerle radiografías y estos insignes médicos traen el equipo de rayos X y en noviembre de 1934 se hacen las primeras radiografías en los valles del tuy. El 20 de enero de 1935 muere José tenía apenas 24 años. En el pulpito el padre cañizares confiesa “nunca falto en mi mesa la carne y tres bolívares diarios que me enviaba en secreto. Sus restos reposan en el viejo;  cementerio restos de bondad y de grandeza de alma.

 

 

(4) SANIDAD Y LOS SERVICIOS DE SALUD.

 

            En la maternidad la doctora Carmen Gómez quien la regenta por muchos años. En la Unidad Sanitaria el Dr. José Sahagún médico español nativo de la ciudad de Ávila (castilla la vieja, cuna de Santa Teresa) con Bernarda Núñez y Antonia Alemán con sus botellas de sal de higuera; de casa en casa para los que habían sido tratado con Quenopodio para los parásitos.

 

          A partir de estos pioneros son innumerables los médicos que vienen a continuar la Obra Sanitaria y asistencial del pueblo: El Dr. Aurrecoechea, El Dr. Marín, el Dr. Gómez, el Dr. Obregón, el Dr. Martin vegas cuya posesión en el cujial le hacía frecuentar la población semanalmente y cuyas preocupaciones no le exoneraban de la consulta popular hasta en la intimidad de su refugio en la pensión de las Ravelo, y muchos otros que se irán añadiendo en la medida en que esta Crónica se amplié.

 

 

(5) EL CENTRO CULTURAL JUAN ESPAÑA.

 

          Con el centro cultural “Juan España”, comienza un liderazgo de peso en Santa Teresa con el terminal el vasallaje de los siglos. Tal vasallaje mantuvo a sus pobladores sumisos y obedientes al gobierno de turno, sin una protesta. Es este Centro, el patrimonio más importante de este pueblo, sus fundadores, adalides que iniciaron los verdaderos movimientos políticos y culturales de esta ciudad y que hicieron y dejaron huellas en el acontecer del momento, si hay que buscar héroes aquí, sitio de honor y gloria para las generaciones venideras y para los tereseños de siempre.

 

 

(6) CREACION DEL DISTRIRO INDEPENDENCIA.

 

          En el XXV aniversario de la creación de DTTO. Independencia la profesora Libia Rodríguez, narra loa acontecimientos que llevan a Santa Teresa a convertirse en distrito Independencia, hoy Municipio Autónomo Independencia.

 

          “El 5 de Diciembre de 1967 es cuando el municipio SANTA TERESA fue elevado a la categoría de Distrito.

 

          Después de una lucha de varios años, Santa Teresa consigue esa categoría, lo que genera un cambio total de un pueblo oprimido y marginado a su Independencia Política,  económica y socio-cultural, y para formar parte de los pueblos que gozan de este privilegio. Nuestro pueblo se convertía así, en el Distrito Nro.11 del Estado Miranda. Hoy en día pare ser que la empresa es más fácil, ya que en la actualidad existen 21 Distrito o Municipios Autónomos, como ahora se les denomina.

 

          Como ocurre cuando se quiere hacer algo positivo para la comunidad, siempre surgen grupos agoreros, conservadores tradicionalistas de todo lo negativo, que se oponen a lo que significa PROGRESO para los pueblos. Pese a toda esta oposición, Santa Teresa salió adelante con el meritorio triunfo producto de la constancia y tenacidad de un pueblo que quería ser libre.

 

          Si nos situamos en el año 1959, encontramos que los miembros del CENTRO CULTURAL “JUAN ESPAÑA”, se les ocurre feliz idea de convocar a una asamblea popular en su sede, donde asistieron todas las fuerzas vivas de la población y después de varias hora de liberaciones y proposiciones se nombró la junta Directiva del comité o junta pro-Distrito de Santa Teresa del Tuy, quedando constituida en la forma siguiente: Presidente: HERMAN LEJTER K, Vicepresidente: PEDRO PABLO JOSÉ HERNANDEZ V., secretario de actas: JOSE A. RODRIGUEZ B., secretario de finanzas. JUAN BANDEZ, vocales: ARMANDO DIAZ. JORGE ESPINDOLA, PEDRO ANTONIO PEÑA Y JOSE A. DIAZ D.

 

         EN EL AÑO 1960 BAJO LA PRESIDENCIA DE Herman Lejter es elaborado e introducido a la Asamblea  Legislativa el primer documento contentivo de las razones que se exponían para aspirar a la categoría de distrito, pero desacuerdos políticos de los asambleístas hacen fracasar este intento.

 

          Luego de una breve pausa, el comité es estructurado y ampliado con la participación de varias personas, entre ellas recuerdo a los señores: JOSE RAFAEL GONZALEZ, PEDRO VICENTE NUÑEZ, FELIX R.BALZA. AGUSTIN POLEO, VICENTE DELGADO ALEMAN, RAIMUNDO ALVAREZ Y LIBIA MENDEZ DE RODRIGUEZ, los cuales estaban en calidad de asesores.

 

          Ya con la certeza de que la Asamblea Legislativa aprobaría nuestra petición, nos dimos a la tarea de buscar el nombre que llevaría el Distrito.

 

          El nombre INDEPENDENCIA surge, producto de unas elecciones, donde compartieron los nombres de: ANDRES ELOY BLANCO, LIBERTAD, MIRANDA e INDEPENDENCIA cuyo lanzamiento se lo atribuye al Sr. Gustavo Hernández, persona ampliamente conocida en la localidad.

 

          El pueblo voto ordenadamente por el nombre de su preferencia en el CENTRO SOCIAL CULTURAL “JUAN ESPAÑA”, mediante tarjeta, en un buzón previamente colocado a la entrada del local, resultado como ganador el nombre que ostenta hoy, nuestro flamante MUNICIPIO AUTONOMO INDEPENDENCIA.

 

          El 5 de diciembre de 1967, es la fecha esperada por todo el pueblo de santa teresa, para dar el gran salto hacia el Distrito.

 

          En el acto solemne, en el CENTRO SOCIAL CULTURAL “JUAN ESPAÑA”  se efectuó la Sesión solemne con asistencia del poder legislativo, presidido por el Sr. Domingo Morales Torrellas quien decretó el nuevo Distrito.

 

          Luego de ese gran paso histórico, Santa Teresa ha crecido en una forma violenta, sin ninguna planificación, con todas las cosas buenas y malas que trae el progreso, con una serie de fallas tales como: falta de un hospital acorde con sus habitantes, falta de buenos servicios públicos, viviendas, transportes, donde la delincuencia hace estragos, etc.

 

         De acuerdo a fuentes extraoficiales Santa Teresa anda por los 300.000 habitantes, con pretensiones de gran ciudad, es el pueblo con la más alta tasa de crecimiento en el país.

 

          Quiero dejar sentado, que siendo el CENTRO CULTURAL “JUAN ESPAÑA” factor importante en la consecución del Distrito, ninguno de sus miembros opto o aspiro integrar el primer Concejo Municipal, ya que nuestro gran interés como nativos, como habitantes de Santa Teresa del Tuy fue darle a nuestra población esta categoría superior.

 

          Voy a destacar una anécdota de un personaje popular muy conocido, sucedió mucho antes de haberse nombrado el comité, me refiero al Sr. Federico Bello Klie, quien tuvo la “osadía” de colocar una placa frente a su casa, que decía textualmente: “ALGUN DIA SANTA TERESA SERA DISTRITO”. Esta placa fue retirada una vez conseguido el soñado Distrito.

 

          EL PRESBITERO MANUEL CAÑIZARES del libro “SANTA TERESA DEL TUY” del desaparecido escritor Manuel German Díaz Freytes.

 

          Indudablemente que en el corazón de cada uno de los tereseños tienen reservado eternamente un lugar especial el recuerdo del venerable Presbítero Manuel Cañizares. Todo los que lo conocieron afirman que era verdaderamente un Santo. Fue tanta la, magnitud de su obra social y benéfica un provecho de esta colectividad, que su nombre quedara grabado para siempre en la memoria de todos los tereseños. Su vida ejemplar dedicada por entero a este pueblo ha dejado una estela  luminosa e imborrable huella. Nació este ilustre sacerdote en Caracas, parroquia san juan. Era hijo de Don Juan Cañizares y Misia Julia Zamora de Cañizares. Su nombre completo era MANUEL FULGENCIO CAÑIZARES ZAMORA. Llego a esta población vestido con el carácter de cura párroco en el año 1910. Encontró la iglesia con una sola nave, la que da hacia la parte donde está actualmente la comandancia de la policía. Lo demás eran paredes de tierra y adobe cubiertas de monte y gamelote, donde tenía su manida de culebras y otros animales. Mientras se le acondicionaba la casa parroquial, se alojó provisionalmente en casa de Misia Chucha de Falcón, una señora de edad avanzada que vivía sola con su servicio donde actualmente tiene su asiento el Centro Cultural “Juan España”. Después fijo su residencia parroquial en la vieja casona que hace esquina en el cruce de la calle falcón y antigua calle el cementerio hoy calle Sucre. Todo el mundo lo dice y todo el pueblo lo comenta que un apóstol de la talla de este ilustre prelado es difícil encontrarlo  hoy en día. Toda una vida la dedico enteramente a este pueblo. Gran parte de la grandeza de este pueblo se le debe a su tenaz iniciativa. El sacrificio y la tenacidad con que trabajo y movilizo voluntades para construir la iglesia tienen características casi de leyendas. Es increíble el esfuerzo que hizo para movilizar a una población y aunar todas las voluntades en la consecución de una obra tan grande. Fue líder porque convenció. Tenía capacidad de mensaje. No de otra manera logro formar entre las gentes del pueblo esa mística que les hacía escuchar su llamado y colaborar desinteresadamente en la construcción de la iglesia, del primer hospital que tuvo Santa Teresa y en otras obras sociales. Los domingos acudían los campesinos con sus burros, y después de la misa todo el pueblo organizaba voluntariamente romerías y peregrinaciones al rio y a la estación en busca del agua, de la arena y demás materiales necesarios para fabricar la iglesia. Hombres, mujeres y niños, unos con burros y otros con carretillas, latas y perolas, todos cargaban los materiales para levantar el templo del señor. Traían madera de soapire, y el mismo Padre Cañizare en persona para dar ejemplo y animar a los demás, cargaban en sus hombros rolos de palo y de madera.